Jornada Mundial de la Comunicación

Argentina. Comunicadores católicos animados al desafío de comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos

Comunicadores católicos

¿Cómo tener miedo a caminar con otros y a comunicar esperanza y confianza si Dios nos recuerda ‘no temas, yo estoy contigo’?, preguntaba el arzobispo de San Juan, monseñor Jorge Lozano a la numerosa concurrencia, en su mayoría jóvenes comunicadores, provenientes de diversas diócesis del país, que el pasado sábado 30 de septiembre participaron del Seminario de Comunicación de la Iglesia 2017, organizado por Meraki, que con el lema “Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos”, se realizó, en el aula magna Monseñor Francisco Manfredi, de la Facultad de Filosofía, de la Universidad Católica de Cuyo, en la ciudad de San Juan. 

(AICA).-  ¿Cómo tener miedo a caminar con otros y a comunicar esperanza y confianza si Dios nos recuerda ‘no temas, yo estoy contigo’?, preguntaba el arzobispo de San Juan, monseñor Jorge Lozano a la numerosa concurrencia, en su mayoría jóvenes comunicadores, provenientes de diversas diócesis del país, que el pasado sábado 30 de septiembre, participaron del Seminario de Comunicación de la Iglesia 2017, organizado por Meraki, que con el lema “Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos”, se realizó, en el aula magna Monseñor Francisco Manfredi, de la Facultad de Filosofía, de la Universidad Católica de Cuyo, en la ciudad de San Juan. 

Monseñor Lozano abrió el Encuentro haciendo una reflexión del Mensaje del papa Francisco para la 51º Jornada Mundial de las Comunicaciones 2017 que justamente lleva por título: “No temas, que yo estoy contigo (Is 43,5). Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos”. 

El arzobispo profundizó sobre los textos bíblicos citados por el Santo Padre en su mensaje y explicó que “la esperanza es una actitud frente a lo que está por venir, y la confianza es una actitud frente a los tiempos actuales, a los cambios de hoy”. 

El prelado animó a los participantes a vivir la esperanza cristiana en sus propias vidas, saber que “nuestra confianza está puesta en Dios. Una esperanza que no defrauda y la certeza la tenemos en el amor de Dios que está en mí”. 

La segunda exposición estuvo a cargo de la profesora Ana Woites, de la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA) quien explicó que un comunicador católico no puede compartir confianza y esperanza si no la vive primero coherentemente en su propia vida y la alimenta cotidianamente con oración y espíritu de comunión con la Iglesia. 

El comunicador católico, explicó Woites, no solo ofrece la especialización de personas que conocen el oficio y la realidad compleja de la Iglesia, sino que además la información católica transmite testimonios vivos que animan e inspiran. La información es vista con el espíritu del Evangelio y como misión, servicio y evangelización. 

A continuación y en esta dinámica de apostolado desde los medios de comunicación, el sacerdote jesuita Guillermo Ortiz, responsable de la edición española de Radio Vaticana, profundizó sobre la importancia de dedicarle un tiempo a la oración y mantenernos conectados entre nosotros y con Dios, para verdaderamente comunicar esperanza y confianza. Porque un comunicador debe ser testigo de lo que proclama; comunicar con su testimonio, ser coherente en la manera de vivir con lo que cree. 

La cuarta ponencia: “Las palabras no son inocentes ni impunes”, estuvo a cargo de la periodista, integrante del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), Verónica Toller, que reflexionó con los participantes sobre la responsabilidad que tiene el comunicador con las palabras. “Las palabras no son inocentes, porque crean todo un mundo detrás de ellas”, expresó, y de ahí la importancia -destacó Toller- de “especializarnos y formarnos, porque tenemos una oportunidad y un espacio muy poderoso que es la comunicación, mediante la cual podemos luchar fuertemente por algo” e invitó a tener un “corazón atento a ser puentes, a despertar y animarse a construir la realidad”. 

Además de las exposiciones se realizaron cinco talleres, en los que los participantes reflexionaron, intercambiaron experiencias y adquirieron conocimientos sobre temas tales como: el trabajo en equipo; como crear material gráfico y difundirlo en las redes sociales, cómo comunicar la información católica en los medios, y cómo llevar adelante una comunicación de crisis. 

Estos espacios estuvieron coordinados por Virginia Bonard, responsable de prensa de las comisiones episcopales de Pastoral Social y de drogadependencia; Adriana Luluaga, gerente de prensa del Canal 4 del arzobispado de San Juan; Ariel Ocampo, instructor de Metodología Otse; José Miguel Illanes, fundador y director de Meraki; Pablo Rupcic y Dina Cuello, diseñadores gráficos y parte del equipo de Meraki. 

La jornada de reflexión y trabajo fue considerada altamente positiva y gratificante por los numerosos participantes, al mismo tiempo que favoreció la comunión fraterna y el intercambio de experiencias y redes de colaboración. 

El padre Guillermo Ortiz SJ presidió la Eucaristía en la capilla de la Facultad de Filosofía de la Universidad Católica de San Juan, con la que concluyó el II Seminario de Comunicación que lleva adelante Meraki.

 

Te puede interesar también

Deja un comentario