Noticias

Decálogo de la Fundación Infinito

Fundación Infinito

El miércoles 4 de octubre se llevó a cabo el conversatorio de la Riial bajo el título “Storytelling” por el cineasta Juan Manuel Cotelo.

Así trabajamos…qué es el storytelling?

 

El objetivo exclusivo de la Fundación INFINITO es dar a conocer el amor que Dios nos tiene. La forma con que perseguimos ese fin es la producción y difusión de formatos audiovisuales, que se regirán por los siguientes principios:

No recordamos a un dios que vivió, hizo, dijo o estuvo, sino al Dios que vive, hace, dice y está con nosotros, ahora.

Sería incoherente que habláramos de Dios, pero no habláramos con Dios. Confiamos en Él y constatamos su presencia y su eficacia. No es un espectador de nuestra obra. Nosotros lo somos de la suya. Sin Él, no podemos hacer nada, salvo ruido. Por eso, a Él pedimos la bendición para nosotros y para cada espectador.

3.- Todas nuestras producciones han de . No contamos historias de temática religiosa, por muy interesantes que sean, si no conllevan una propuesta amable y respetuosa de conversión espiritual.

Y para servir a ese espectador, no nos conformamos con entretenerle, sino que le presentamos a Jesucristo. Por tanto, no disfrazamos, escondemos, disimulamos ni diluimos nuestra identidad cristiana ni las enseñanzas del Evangelio con la excusa engañosa -y también cobarde- de tener más audiencia o aceptación. Sería como querer alcanzar a todos, para no servir a ninguno.

Sería un grave error que las destináramos a un perfil concreto de espectadores, a un “nicho de mercado”, pues Jesucristo habla a todos, aunque muestra especial afecto por los más pecadores, débiles, enfermos y pobres, a los que sirve, sin imponerse. Evitamos los planteamientos aburridos, complicados o solamente aptos para un público especializado. Y, por supuesto, amamos y nos acercamos a quien no piense, ni crea, ni viva como nosotros. No somos mejores que nadie, ni diferentes, ni especiales.

en el desarrollo de los guiones, en la producción y en la distribución, buscando cauces innovadores de llegar al público. Protegemos los trabajos creativos, separándolos de las funciones de gestión o financiación.

porque nuestros errores nos ayudan a mejorar. Huimos de la parálisis garantizada por el afán de seguridad, de éxito, por la pereza o por la falta de confianza en Dios. ¡Acción!

para producir, distribuir y promocionar cada proyecto del mejor modo posible, sin lujos que encarezcan caprichosamente los presupuestos y sin ahorros que reduzcan su calidad. Para afrontar esos costes, confiamos en la ayuda generosa de personas que compartan y amen nuestra misión y quieran sumarse con sus donaciones. También establecemos acuerdos de financiación con coproductores (personas o empresas), distribuidores o canales de TV, y solicitamos subvenciones públicas, si las hubiera, como cualquier productora y distribuidora cinematográfica.

Por eso, somos una Fundación. Los ingresos que se obtengan por la comercialización de nuestras películas, se dividen entre todos los agentes implicados: salas de cine, distribuidoras, coproductores, tiendas… Con la parte de retorno que corresponda a la Fundación, cubrimos los gastos generales y desarrollamos nuevos proyectos, en cumplimiento de nuestros fines fundacionales. Además, asignamos una parte a sostener iniciativas al servicio de personas pobres o enfermas.

que crece por el mundo, abierta a cualquier persona, sin ningún criterio previo de selección. Nuestros rasgos de identidad son tan heterogéneos como cada persona que quiera sumarse a nosotros. ¡Todos bienvenidos! NUNCA, NADIE, SOLO.

Decálogo

 

Te puede interesar también

Deja un comentario