Noticias

El Papa: nos hemos empachado de conexiones y perdimos la fraternidad

El Pontífice ha presidido la misa en la tierra natal de Madre Teresa

“Hambre de pan, hambre de fraternidad, hambre de Dios. Qué bien lo entendía esto Madre Teresa, que quiso fundamentar su vida sobre dos pilares: Jesús encarnado en la Eucaristía y Jesús encarnado en los pobres”, dijo el Papa Francisco ante 15 mil fieles católicos que han participado a la misa en la Plaza de Macedonia, en Skopie, este martes 7 de mayo de 2019.

En su homilía, denunció que nos hemos acostumbrado a la “desinformación” y “hemos terminado presos del descrédito, las etiquetas y la descalificación”. Lamentó que el conformismo acaba “bebiendo de la indiferencia y la insensibilidad; nos hemos alimentado con sueños de esplendor y grandeza y hemos terminado comiendo distracción, encierro y soledad”.

En un tono fuerte sostuvo: “nos hemos empachado de conexiones y hemos perdido el sabor de la fraternidad”. “Hemos buscado el resultado rápido y seguro y nos vemos abrumados por la impaciencia y la ansiedad. Presos de la virtualidad hemos perdido el gusto y el sabor de la realidad”.

La solución del Papa es seguir el modelo de Cristo, que siguió Madre Teresa a través de la oración y de la eucaristía. “Amor que recibimos, amor que damos. Dos pilares inseparables que marcaron su camino, la pusieron en movimiento buscando saciar su hambre y sed”.

Ella “fue al Señor” y “hacia su hermano despreciado” porque sabía que el «amor a Dios y amor al prójimo se funden entre sí: en el más humilde encontramos a Jesús mismo y en Jesús encontramos a Dios, y ese amor fue el único capaz de saciar su hambre”, añadió.

Por último, instó, “animémonos unos a otros a ponernos de pie y a experimentar la abundancia de su amor, dejemos que sacie nuestra hambre y sed en el sacramento del altar y en el sacramento del hermano”.

Al final de la misa, monseñor Kiro Stojanov, Obispo de Skopje, dirigió un saludo breve al Papa antes de la Bendición. Sucesivamente, el Papa se trasladó en auto a la residencia de los Obispos de Skopje, donde ha sido acogido por 4 religiosas y 4 seminaristas y donde almorzará con su séquito.

Esta tarde, el Papa prosigue su programa y tendrá un encuentro interreligioso con jóvenes y una reunión con el clero católico antes de regresar a Roma al término de un viaje de dos días a Bulgaria y uno a Macedonia del Norte.

Deja un comentario