Marketing

La importancia de la Narrativa: La comunicación en la Congregación General 36 de los Jesuitas #CG36

30372644226_06bf07d6bb_k-750x4201

(Jesuit General Congregation).- El silencio que normalmente envuelve a una Congregación General no nace del miedo de que el mundo se vaya a enterar de lo que estamos haciendo, sino de la necesidad de que la opinión pública no influya en el discernimiento que tiene lugar – esto es, que la Congregación discierna basada en los hechos, opiniones de los delegados, y el movimiento del Espíritu Santo. En los últimos años hemos ido aprendiendo también acerca de la importancia que tiene poder facilitar suficiente información para que el que resto de los jesuitas y del cuerpo apostólico de la Compañía puedan acompañar a la Congregación en su desarrollo. El reto esta vez era crear una historia atractiva para el ámbito digital y a la vez aceptable en nuestro modo de proceder. Para ello necesitábamos un plan de comunicación que nos permitiese usar un formato narrativo propio de la era de los blogs, YouTube, Facebook y Twitter, que al mismo tiempo respetase el espíritu de discernimiento y ayudase al resto del cuerpo apostólico a hacerse parte de nuestra dinámica.

 

Hay un mantra que los jesuitas dedicados a los medios y a la comunicación han usado por décadas: “Se tú quien cuente tu historia.” Esta idea ha alimentado nuestra pasión por el trabajo en los medios, guiado nuestro deseo de crear contenidos. Este mantra ha sido también el ímpetu detrás de una manera radicalmente diferente de cubrir a la Congregación General.

 

En las Congregaciones 33 y 34, la estrategia de comunicación se basaba en un fax con novedades enviado a las provincias cada tres o cuatro días. En la CG35 empezamos a usar e-mail y por primera vez creamos un website que nos permitía publicar on-line las novedades de la congregación prácticamente en tiempo real. En aquel tiempo, 2008, las redes sociales estaban recién comenzando a alcanzar dimensión global.

Ahora, en la CG36, sabíamos que era el tiempo del video y de las redes.

En este mundo interconectado queríamos ser nosotros los que contáramos la historia de la CG36, de manera que la narrativa y las dinámicas en torno a la congregación pudiesen ser también un oportunidad para rezar, comprender, conectarse y acompañar a la Compañía de Jesús en un momento tan importante.

 

A comienzos del 2016, el Comité Coordinador de la CG36 pidió la creación de una estrategia de comunicación. Patrick Mulemi (ZAM), Daniel Villanueva (ESP), Flavio Bottaro (ITA) y Pierre Bélanger (GLC) fueron escogidos para formar el núcleo del equipo de comunicación que tendría la responsabilidad de determinar los objetivos para la cobertura de la CG36. El equipo planteó una estrategia en vinculación con provincias e instituciones dedicadas a los medios alrededor del mundo, y reclutando un equipo internacional de especialistas en comunicación. A medida que se fue definiendo el plan, quedaba claro que necesitaríamos un equipo in-situ que pudiera tomar fotos, filmar y editar videos, producir contenidos, y coordinar a un un grupo creciente de escritores y bloggers que pudieran ayudar en la cobertura de la GC36. El equipo final ha estado compuesto por 12 profesionales de Canada, Alemania, Italia, Nigeria, España, Estados Unidos y Zambia.

 

Junto a jesuitas de alrededor del mundo y con la ayuda de los mismos delegados, el equipo de comunicación de la CG36 ha creado cientos de historias escritas, producido horas de contenido audiovisual, y tomado miles de fotos, con los cuales hemos cubierto casi todo: desde la oración de la mañana, hasta la elección, la visita del Santo Padre, y el trabajo de crear documentos y decretos. Los contenidos producidos por el equipo -editados en 4 lenguas diferentes- han sido vistos mas de 2 millones de veces por personas en 200 países.

 

Más allá de los números, la cobertura de la la CG36 ha permitido a Jesuitas y no-jesuitas de alrededor del mundo conectarse con la congregación de una manera nunca vista anteriormente. Provincias y oficinas de comunicación han podido acceder de manera instantánea a fotos, videos e historias mostrando a sus delegados participar en el máximo órgano de gobierno de la Compañía. Amigos de la familia Ignaciana han podido ver la importancia que tiene la colaboración con los laicos en los niveles más altos de gobierno. Los distintos grupos de Iglesia ha podido ver a la Congregación desde la profundidad de la oración y el discernimiento. El interés por los acontecimientos de la Congregación ha ido mas allá de las típicas redes católicas hasta medios de comunicación generalistas y agencias de noticias… y quizás lo más reconfortante, hemos recibido mensajes de apoyo de superiores y jesuitas que nos contaban de cenas y acontecimientos sociales pletóricos de últimas noticias desde Roma, cortesía de Gc36.org

 

En los próximos años habrá seguramente discusiones acerca de lo que funcionó o no, acerca de dónde nos pasamos la línea de lo que es propio de nuestro modo de proceder o en dónde quizás nos quedamos cortos. Pero lo cierto es que el equipo de comunicación de la CG36 se va de Roma sabiendo que nuestro trabajo ha ayudado a la Congregación a avanzar hacia la era digital, y a la Compañía a sentirse más cuerpo apostólico, más unida, y más participada. Ahora los decretos serán más de todos y todas, y sentiremos que, de alguna manera, lo que ha ocurrido en Roma, es parte de nuestra historia compartida.

 

 

Te puede interesar también

Deja un comentario