recursos pastorales

Monjas youtubers, curas geolocalizados y sermones digitales para ganar fieles

La Iglesia católica se adapta a los nuevos tiempos y lenguajes utilizando las tecnologías para difundir la palabra de Dios y llega

(Cadena Ser, Valladolid).-Todavía recuerdo a Sor Liliana y Sor Beatriz, dos monjas de clausura del Convento de las Concepcionistas Franciscanas de Segovia que se convirtieron, durante una temporada, en presentadoras del Canal Cocina. Además de cocinar, mostraban cómo era la vida en un convento: planchaban, bordaban o jugaban al baloncesto. Una forma diferente de ver la vida en clausura.

Eso ya ha quedado atrás, anticuado. Ahora se llevan las ‘monjas youtubers’, los ‘curas geolocalizados’ que te confiesan ‘de urgencia’ y los ‘sermones digitales’.

Youtubers católicos, una moda latinoamericana que se extiende por España

Conocemos al Rubius o a Auronplay como youtubers de éxito. Sus vídeos llegan a millones de personas que se quedan pegadas a la pantalla para ver como ellos juegan a la consola, hacen una crítica de una película o ‘se cachondean del personal’. Pero el movimiento del vídeo bloggero tiene muchas variantes, como la de los youtubers católicos.

Este fin de semana se han reunido en Ávila en un evento que se ha realizado por primera vez a nivel mundial y en el que han participado decenas de youtubers, pero que ha sido seguido por miles de personas más por streaming. Una moda que llega de latinoamérica y que promete quedarse entre nosotros.

Un cura ingeniero que aplica la tecnología en la misa del domingo

El sacerdote Roberto Pérez Briso-Montiano iba para ingeniero y se le cruzó Dios por el camino. Siempre ha sido un ‘sacerdote 2.0‘. En el año 2011 daba misa en Medina de Rioseco, Valladolid, y utilizaba pantallas para proyectar la letra de las canciones que se cantaban, micrófonos inalámbricos para moverse por toda la iglesia, contaba con un par de cámaras para retransmitir todos los detalles de las bodas y los bautizos y para ello se apoyaba en unos monaguillos que manejaban igual de bien el power point que la campanilla

Si necesitas confesarte ‘de urgencia’, localiza a tu cura con Confesor GO

No se trata de una broma (yo no me lo creía hasta que llame al departamento de prensa de la Conferencia Episcopal para asegurarme). En verano de 2016, a la sombra de la aplicación Pokemon GO, nació Confesor GO, una aplicación con la que poder saber, en tiempo real, dónde se encuentra el cura más cercano para que te confiese.

A través de la geolocalización que tienen la mayor parte de nuestras aplicaciones del móvil, un feligrés ‘pecador’ puede saber dónde se encuentra el sacerdote más cercano y acudir a él para que le perdone sus pecados.

Es una aplicación que obtuvo más de 4.000 descargas en sus primeros meses de vida y que utilizan jóvenes, y no tan jóvenes, como nos ha contado uno de los sacerdotes ‘geolocalizados’ de Castilla y León con el que hemos hablado.

Está claro que los tiempos cambian y que todos tenemos que adaptarnos a ellos. La Iglesia católica no podía ser menos en un tiempo en el que pierde feligreses y se aleja de los jóvenes. Embarcarse en las nuevas tecnologías, como hizo Noé durante el Diluvio Universal, puede ser la única tabla de salvación de una Iglesia que continua teniendo un halo arcaico.

.

 

 

Deja un comentario