La radiodifusión

a.- ¿Qué es la Radio?

¿Qué es la radio?

La radio es un medio de comunicación.

¿Qué es un medio?

Un medio es un vehículo, es un transporte con el que se trasladan los mensajes.

¿Qué es un mensaje?

El mensaje es lo que decimos, es lo que mostramos, es lo que leemos. Lo que señalamos, el gesto que hacemos para comprendernos.

¿A quién le decimos?

  • A los oyentes…
  • A los televidentes…
  • a los lectores…
  • al público en general.

b.- ¿Cómo es la Radio?

La radio es un medio de comunicación. Sirve para comunicarnos, para decirnos cosas, para transmitir.

La radio es un medio uni-sensorial. Porque podemos captarlo por un solo sentido. Este sentido es el oído. Podemos dirigirnos al mismo tiempo a una gran cantidad de personas, porque el mensaje se recibe en el mismo instante en que lo transmitimos, por eso una de sus características es la instantaneidad.

En el mismo instante en que el mensaje escucha una persona, lo reciben también otras que en ese momento están sintonizando la misma emisora, por ejemplo el programa de Carlos Martín, en Cáritas, el programa de Humberto Rubín, en Radio Ñandutí, etc.

Tiene una amplia difusión popular, porque llega a un gran porcentaje de la población. Además es un medio económico, tiene un bajo costo per cápita.

La radio es un medio de comunicación, que según el estudioso Mario Kaplún, así como tiene sus limitaciones, también tiene sus recursos. Una de esas limitaciones es que en la radio no se le ve a la persona a quien se le está hablando, ellos tampoco nos pueden ver.

Por eso se le dice que “tiene ausencia del interlocutor”, por lo tanto no se conocen sus reacciones. Otra de las dificultades con que tropezamos, los que hacemos la radio, es la fugacidad del mensaje, porque ni bien pronunciamos las palabras, las palabras desaparecen. Por eso tenemos que repetirlas, reiterarlas para que los oyentes nos puedan entender.

Otra de las limitaciones con que cuenta el medio radiofónico, es que el oyente tiene sus características específicas.

Porque tiene una atención superficial (se escucha la radio mientras se trabaja en la casa, en la oficina, en el coche, en el colectivo, mientras se camina, etc.) Por eso no es fiel, es inconstante. Uno está escuchando una información, suena el teléfono y se perdió varios párrafos de la noticia.

También el hombre de radio es un ser de costumbre, se acostumbra a una emisora, a un programa determinado, a su sonido especial, por eso no acepta fácilmente los cambios. Es un ser tradicional.

Con la radio se puede hacer grandes cosas. La radio no sólo tiene tropiezos, limitaciones, también tiene grandes recursos y posibilidades que bien conocidas, pueden darnos grandes satisfacciones en nuestra rutina informativa.

El secreto está en conocer ese lenguaje, el lenguaje radiofónico. Al conocer estos códigos, la radio nos dará como resultado grandes beneficios informativos, comunicativos.

Citamos una de estas primeras herramientas, recursos o posibilidades de este lenguaje:

a. La imaginación:

Con la imaginación podemos despertar sueños y esperanzas, podemos llevar al oyente al confín del mundo. Darle los sonidos del mar, los rumores de los bosques, el silencio del desierto, el bullicio de una populosa ciudad. La algarabía de un partido de fútbol. Todo, todo podemos darle al oyente utilizando estos recursos.

b. La palabra:

Es uno de los elementos fundamentales de la radio. Gracias a la palabra podemos decir lo que necesitamos comunicar, transmitir. Podemos compartir lo que sentimos. Podemos contar lo que sucede, lo que pasa en nuestro entorno, lo que pasa en el mundo.

c. Otra herramienta que citamos es la música.

Con la música acompañamos nuestro mensaje. La música también se utiliza como mensaje, porque se comprende de manera universal. Para escuchar la música no hace falta conocer el idioma, la música nos dice todo. La música nos cuenta, nos da ese paisaje emocional que nos llega a través del sentido auditivo.

d. Los efectos sonoros.

Los efectos sonoros, enriquecen nuestro mensaje, un ruido, los sonidos del océano, el trinar de las aves, la risa o el llanto de un niño, el zumbido del viento, todo podemos transmitir a través de la radio, siempre y cuando conozcamos el lenguaje radiofónico y como utilizar estos recursos.

e. Otra carta en la manga…

…es el sentimiento, el cariño que se genera entre el conductor y el oyente, que es un ingrediente fuertísimo a favor de la radio.

f. La identificación.

Hablar de cosas y temas que guardan relación con los escuchas. De los problemas que aquejan a la población ejemplo: la delincuencia, la pobreza, la drogadicción, el alcoholismo, falta de trabajo, las enfermedades que nos amenazan permanentemente.

Como la radio se identifica con la vivencia de los oyentes, hace que merezca la atención popular, sea el medio más popular entre todos, llegando a una gran cantidad de ella.

g. Capacidad de situarse…

Por eso el comunicador debe poseer esa capacidad de situarse en el lugar del oyente. Si va a realizar un programa dirigido a los feligreses de un pueblo debe conocer sus costumbres y los problemas que aquejan a ese pueblo para encontrar el mejor lenguaje para comunicarse con ellos.

La empatía, la capacidad empática. Esa capacidad de situarse en el pellejo, en la piel del otro.

h. Lenguaje Sencillo…

Para llegar a los oyentes es necesario utilizar un lenguaje sencillo claro. Así como producir con técnicas creativas, que hagan que nuestros oyentes se queden con nosotros.

La radio es un medio directo, instantáneo, popular y por sobre todas las cosas, económico.

Yo te pregunto…

  • ¿Qué es la radio para vos?
  • ¿Qué entiendes por medio?
  • ¿Qué es un mensaje?
  • Ejemplo de mensajes.
  • ¿Para qué sirve la radio?
  • ¿Qué clase de medio es la radio?
  • ¿Qué significa unisensorialidad?
  • Cita las herramientas fundamentales con que funciona la radio.
  • ¿Cuáles son sus posibilidades?

 

(2-2)