Aprovechando la comunicación audiovisual

Para desarrollar este tema imaginemos que deseamos utilizar medios audiovisuales en dos situaciones o escenarios.

Situación 1 (Debate): Supongamos que debemos realizar una charla con debate sobre un tema específico. Por ejemplo nos interesa presentar un pasaje de la biblia a un grupo de jóvenes; o supongamos que queremos debatir temas de ética con catequistas o colegas profesionales.

Situación 2 (Enseñanza en aula): Supongamos también que debamos explicar o enseñar algunos contenidos y experiencias a un grupo de estudiantes en un aula de clase.

También se pueden utilizar los medios audiovisuales para otras funciones, como una presentación, por ejemplo, si tenemos que explicar un proyecto social a las autoridades locales en un taller de trabajo.

Pero para fines didácticos y  por limitaciones de espacio, nos concentraremos en ejercicios para resolver dos situaciones como las expuestas más arriba.

2.1. Selección de materiales para el debate.

Para realizar un debate sobre un tema dado, utilizando material audiovisual, podemos recurrir a múltiples fuentes  que están al alcance de la mano. De forma muy sencilla podemos grabar algún programa televisivo mediante los clásicos grabadores de videocasetes, o utilizando tecnología más actualizada como los DVD.

Los videoclubes o videotecas, pueden ser de gran ayuda. Hoy en día disponemos inclusive de recurso en internet como el Youtube (www.youtube.com) desde donde podemos “bajar” sin número de audiovisuales para ser usados libremente.

2.1.1. Recomendaciones para una buena utilización de audiovisuales para el debate.

Si nos toca realizar una actividad del tipo debate (situación 1), le damos las siguientes recomendaciones:

  • Planificar con antelación la presentación de los programas audiovisuales para sesiones grupales. Se recomienda organizar bien las ideas previas, y construcción de esquemas explicativos de los conceptos.
  • Promover la reflexión y el análisis de la información que se trata en los programas televisivos o cinematográficos.
  • Aplicar las estrategias didácticas que permitan una total integración de contenidos en las diferentes áreas a desarrollar.
  • Adaptar los programas de video al grupo al que se presenta, generando debates que lleven a obtener conclusiones grupales.
  • Identificar los contenidos que necesitan mayor retroalimentación. Es decir, Aquellos contenidos que requieran mayor explicación porque presentan términos difíciles o ideas más complejas.

2.1.2. Los tres momentos del debate con audiovisuales

Podemos organizar el uso del material audiovisual en tres momentos: antes, durante y después de la exhibición.

1 – Antes de la exhibición del material audiovisual: Es necesario realizar una introducción al tema, y relacionarlo con alguna lectura, contenido o hecho sobre el que se quiera reflexionar. Relacionarlo con las experiencias previas de la audiencia puede ser muy provechoso y significativo.

Se puede empezar la apreciación del material con algunas pistas de interpretación que guíen la atención de la audiencia, inclusive sugerirle tomar nota de algunos puntos resaltantes, o dejar la interpretación del material a la entera libertad de los espectadores, esto dependerá del estilo de trabajo que usted prefiera.

2 – Durante la exhibición del audiovisual: No necesariamente los participantes deben permanecer totalmente callados y pasivos durante la recepción del material. Por lo general usamos la TV en ambientes iluminados y sociales, como la sala de visitas o el comedor de la casa, donde las personas sienten la libertad de hacer comentarios o conversar sobre lo que ven, además, es posible detener la exhibición o proyección del audiovisual, volver atrás o adelantar el contenido, para analizar y reflexionar mejor los que se ha visto.

Esto dependerá del tiempo que usted disponga, de las características de la audiencia, y de su estilo de trabajo.

3 – Después de la exhibición del audiovisual:

Luego de finalizada la exhibición se puede organizar el debate de diferentes formas.

  • Debate abierto: Puede empezar usted para romper el hielo, o invitar al participante menos tímido a dar su opinión. Por lo general es importante que se regule el tiempo que expone cada participante para dar oportunidad a todos a participar.

Es importante que el debate no se extienda demasiado, y que se llegue siempre a una conclusión.

  • Trabajo en grupo: Se puede realizar trabajo en grupo para análisis y  relación de los contenidos y el video. Para ello será necesario confeccionar previamente una guía de preguntas conceptuales para contestar en grupo.

Por ejemplo, si queremos realizar un debate acerca de una conducta ciudadana libre de corrupción, podemos preguntar acerca de las semejanzas y diferencias  de los visto en el programa audiovisual con la realidad social actual imperante.

Podemos solicitar una comparación con el medio ambiente local de cada uno de los temas. Pedir opinión a los participantes sobre la conducta de los personajes que aparecieron en el audiovisual y consecuencias que acarrean dichas conductas.

Video corto 1 para debatir:

Video corto 2 para debatir:


 

2.1.3. Guía de discusión

La guía de discusión es un instrumento con el que se busca promover la reflexión y análisis de la información que será tratada. Consiste en una serie de preguntas sobre las que hay que reflexionar, discutir y obtener conclusiones.

Puede utilizarse tanto para el resumen, discusión, exposición de temas y  conclusiones en equipo. Es importante considerar en su elaboración, el tipo de personas a los que se dirigirá.

Recomendaciones para elaborar una guía de discusión:

  • Determinar claramente los objetivos de los temas así como los aspectos más importantes para evaluar o concluir. Para ello se pueden revisar los objetivos del libro de catequesis cuando la actividad la realiza el catequista.
  • Redactar con un lenguaje apropiado a los destinatarios las actividades que se van a realizar y el propósito que se busca. Puede ser que usted encuentre ejercicios que ya vienen redactados en algunos libros de catequesis o de reflexión cristiana, los puede adaptar y combinar con el programa audiovisual que desea utilizar.
  • Las actividades que se pueden incluir en la guía de discusión son:
  •  Nombrar un coordinador y un secretario.
  •  Leer las guías antes de contestar las preguntas.
  •  Discutir cada pregunta hasta llegar a una conclusión.
  •  Presentar las conclusiones al grupo, indicando qué elementos se analizaron y por qué se llegó a esas conclusiones.

Veamos seguidamente cómo se puede estructurar dicha guía de discusión:

1) Objetivo:

a)
b)

2) Actividades

a) Nombrar un coordinador y un secretario.
b) Leer la guía antes de contestar las preguntas.
c) Discutir cada pregunta hasta llegar a una conclusión.
d) Presentar las conclusiones al grupo, indicando qué elementos se analizaron y por qué se llegó a esas conclusiones.

3) Preguntar que se deben reflexionar y discutir:

a)
b)
c)

Las conclusiones que presenten los equipos en la plenaria serán sintetizadas para integrar conclusiones grupales en cuanto a:

a)
b)
c)

2.2. Selección del material para fines educativos.

Dando por descontado que la imagen audiovisual produce un fuerte impacto en el campo del conocimiento, la comunicación y la transmisión de pautas socio-culturales, queremos analizar brevemente las variables que deben ser tenidas en cuenta para asegurar su eficacia al ser usada como herramienta de comunicación educativa.

Entra las variables que afectan la comunicación audiovisual eficiente a través del cine, la televisión o del vídeo, se encuentran las siguientes:

2.2.1. Características de una audiencia efectiva para el video educativo

Los/as estudiantes muestran logros en el aprendizaje, observando videos educativos cuando los maestros y maestras:

Preparan a sus alumnos para recibir la información que será presentada en el programa audiovisual.

Estimulan las discusiones como refuerzo y señalan actividades tras observar el programa.

Proveen de una retroalimentación correctiva a sus estudiantes basada en lo que ellas y ellos revelan de las discusiones posteriores acerca de cuanto han en tendido del programa observado.

Mantienen un suficiente contacto con los/as alum- nos durante la instrucción audiovisual (de acuerdo al nivel de conocimiento que posean).

Asumen un activo rol en la instrucción que emplea el video como medio educativo.

2.2.2. Características de un planteamiento efectivo para enseñar con videos educativos

El planteamiento para el uso efectivo del video educativo incluye:

Seleccionar programas que se adecuen a los objetivos, a la edad de los estudiantes, a su ámbito socio cultural y a la personalidad del profesor/a.

Incorporar el video como parte de un sistema educativo, combinado con la labor del maestro, el libro de texto, la Internet, las guías de estudio y formas de evaluar los resultados.

Grabar programas educativos que se adecuen a los objetivos de cada tema o materia.

Usar los programas de video cuando lo que debe ser aprendido requiere de visualización o cuando la continuidad de acción es importante para comprender la lección.

Usar videos educativos para introducir temas que de por sí crean ansiedad en los estudiantes. Este medio facilita el abordaje de temas como: sexo, sida, drogas, etc., permitiendo su tratamiento en forma directa.

2.2.3. Los hallazgos de investigaciones científicas.

Una recopilación de los principales hallazgos de investigaciones científicas acerca de cómo utilizan los audiovisuales los maestros y maestras en las escuelas, es la siguiente:

  • Los maestros y maestras seleccionan los materia les según la compatibilidad con el estilo habitual de enseñar en sus clases; además de la habilidad del material para captar el interés y la energía de los estudiantes y la capacidad de realizar actividades que completen las horas en el aula.
  • Los docentes seleccionan materiales que requieran un tiempo razonable de preparación.
  • Los/as maestros/as prefieren preparar sus clases de acuerdo a los programas del video antes que elegir de entre éstos los que se adecuen a determinados objetivos.
  • Los/as maestros/as integran el video a sus lecciones con otras actividades en clase, antes y después de la exhibición.
  • Los profesores y administradores coinciden en afirmar que la gran potencialidad de la TV y el video consiste en traer a personas y nuevas informaciones al aula de clase.
  • Los factores que inciden en el uso de programas de video son:

Interés de los estudiantes en los programas, así como su valor educacional, el fácil acceso y disponibilidad de equipos.

El entrenamiento de docentes en servicio en el uso del video puede mejorar la manera en la que  los alumnos aprenden de la programación televisiva.

 

(3-2)