Desde la Conferencia Episcopal Paraguaya

 

 

Pensando en estas perspectivas, desafíos y retos, la CEP, desde el Departamento de Comunicación, debería tener como objetivo: “Animar la Pastoral de la Comunicación en la Iglesia-misión, desarrollando procesos de formación y evangelización, que promuevan la esperanza y el amor, la comunión y la solidaridad entre los Paraguayos, con políticas y estrategias adecuadas que respondan a los desafíos de este cambio de época”.


Y debería estar organizada como:

1. Pastoral de la comunicación. Con la intención de brindar apoyo y acompañamiento a las diócesis (que son su referente) para dar consistencia a las oficinas de comunicaciones donde ya existan o promover la creación de las oficinas donde aún no se ha creado o no se ha sentido la preocupación de fortalecer estos procesos. Desde la Pastoral de la Comunicación se tiene que pensar en la democratización de los medios, promover la solidaridad en el uso de los medios alternativos, con el anhelo de llegar a los excluidos y promover todo aquello que tiene que ver con la dignidad humana y elaborar estrategias claras acerca de todo acontecimiento eclesial.

2. Cultura mediática. El objetivo es “Responder a los desafíos que presenta la cultura mediática, promoviendo procesos de formación, en los diversos ambientes eclesiales y su diálogo con el mundo, para un anuncio más eficaz de la Buena Nueva”. Esto implica la formación de agentes de pastoral, la promoción de la identidad de la radio (webradio), prensa y televisión católicas, la difusión del cine en valores y cine social,

3. Comunicación digital: Con la intención de “Fortalecer el uso de las nuevas tecnologías que ayude a ampliar y mejorar los servicios, que desde la CEP se presta a la Iglesia en América Latina”. Promover la producción de material en nuevos formatos tecnológicos.

 Conclusión:

Para terminar, recordemos lo que Puebla nos enseña: “Evangelizar es comunicar”. De ahí, nuestra responsabilidad como bautizados, de ser profetas de la Esperanza, prepararnos y formar a otros agentes de pastoral que, aprovechando los medios de comunicación y promoviendo procesos comunicacionales en las comunidades, sean proclamadores de la Verdad, defensores de la Vida y promotores de la justicia. Nuestras Iglesias Particulares y Parroquias debieran diseñar un plan de comunicaciones, dentro del Plan pastoral, que nos haga entender que la comunicación impregna el ser y quehacer de la Iglesia y que muestre a Cristo, modelo de Comunicación, como la Palabra hecha Carne, que nos interpela y nos invita a ser sus discípulos, misioneros para que nuestros pueblos en El tengan vida.


Referencia Bibliográfica para lectura

CONSEJO EPISCOPAL LATINOAMERICANO (CELAM), Comunicación, misión y Desafío. Manual Pastoral de Comunicación Social. Departamento de Comunicación Social – Decos, 73. Editado por el Centro de Publicaciones del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano), Bogotá, Colombia, 1986, 321 pp. Recomiendo la lectura a partir de la pagina 229 en adelante.


Ficha técnica

Mons. Adalberto Martínez Flores, obispo de las FF. AA. y la Policía Nacional. Responsable de Pastoral de Comunicación.

Lic. Mariano Mercado Rotela, Secretario Ejecutivo.

Lic. Aníbal Casco, Responsable de la RIIAL.

Diseño: Lic. Diana Morales / BIEN Estudio Creativo.

book-5-9

(5-x)