Misión Visión y Objetivos de la RIIAL

La RIIAL (Red Informática de la Iglesia) es una red de agentes de pastoral de la comunicación y pastoral digital. Nació en los 80 en el Vaticano y el CELAM y promueve las Nuevas Tecnologías en la vida de la Iglesia Católica, apoyando  la Nueva Evangelización. En estas líneas señalaremos la Misión Visión y Objetivos de la RIIAL.

La Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL) es un proyecto que nació en 1987, impulsado desde el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) con el objetivo de acompañar la informatización y el uso de las nuevas tecnologías – de ese entonces – en la misión de Iglesia latinoamericana.

En el año 2003 después de reconstruir la historia de la RIIAL en un estudio académico realizado por el autor de este proyecto, la habíamos definido como:

«un organismo eclesial que anima, de manera subsidiaria, al uso de los medios informáticos a todos aquellos que desean aplicar estas nuevas tecnologías de comunicación al servicio de la Nueva Evangelización, de la comunión en el seno de la Iglesia y del diálogo Iglesia Mundo. Para lo cual se ofrece a la estructura de la Iglesia y a sus agentes de Evangelización, criterios y medios técnicos, humanos, religiosos espirituales y filosóficos»[1].

Es así que esta red de comunicación durante sus casi tres décadas de experiencia con su capilaridad y su principio de llegar hasta los últimos discernió y asumió la tecnología en la vida de la Iglesia, ofreciendo flexibilidad de participación y descentralización propia del trabajo en red, involucrando a varios comunicadores de América Latina, el Caribe, e incluso de España e Italia. Esta red era animada desde la coordinación general, ubicada en la sede del PCCS, junto a la vice coordinación con sede en el Departamento de Comunicación (DECOS) del CELAM.

Tabla 1. Coordinadores y vice coordinadores en los últimos años

Coordinador General Periodo Vice coordinador Periodo
Mons. Enrique Planas 1987 al 2006 P. Carlos Quintero 2008 – 2011
Leticia Soberón 2007 al 2011 Susana Nuin 2011- 2015
Cristiane Aparecida 2012 – 2015 P. Rigoberto Pérez 2015- 2019

 

Durante la Conferencia General de Aparecida (2007) el servicio evangelizador de la RIIAL fue reconocido, ya que los obispos miraron con esperanza a esta red[2], junto a los numerosos medios de comunicación eclesiales que actúan en la evangelización de la cultura, contrarrestando en parte a los grupos protestantes que ganan constantemente adeptos usando con agudeza la radio y la televisión.

En sus casi tres décadas de existencia en la RIIAL se sucedieron tres coordinadores generales, acompañados por los vice coordinadores desde el CELAM, que se renuevan cada cuatro años. Hasta el momento se han realizado doce reuniones continentales, convocando a los miembros de la RIIAL  en distintas ciudades de América Latina, y estos encuentros fortalecieron el trabajo pastoral en el ámbito de la comunicación y las tecnologías, y sirvieron para proyectar nuevos horizontes en la red.

Transición

En el año 2012 la RIIAL entró en un proceso de transición debido a la renovación de los coordinadores de la RIIAL en el PCCS y en el CELAM y para discernir su futuro se instauró un Comité que realizó encuentros virtuales periódicos para coordinar los proyectos formativos, comunicativos e informáticos nacidos en el contexto de la RIIAL y extendidos en el continente latinoamericano.

Una tarea fundamental del Comité fue la revisión de la visión, naturaleza, misión y objetivos de la RIIAL, para responder eficazmente al nuevo ambiente comunicativo en el que la Iglesia se encontraba. Así, en abril 2013 en la Nunciatura apostólica de Chile, el Comité se reunió con los representantes del PCCS y del CELAM y los otros miembros que venían de otros países como Argentina o Guatemala. El resultado de esa reunión fue la redefinición y reactualización de los horizontes de la RIIAL y que presentamos a continuación.

Reunión del Comité el 2013 en Chile
Reunión del Comité el 2013 en Chile

Misión Visión y Objetivos de la RIIAL

Misión de la RIIAL

El documento del 2013 afirma que la misión de nuestra red es la siguiente:

«Evangelizar es sustancialmente comunicar y ésta es la misión que identifica a la RIIAL con toda la Iglesia. Los agentes RIIAL son facilitadores de la acción comunicativa de la vida de la Iglesia en las TIC. La RIIAL, como instrumento de comunión eclesial, se apropia de los adelantos en las tecnologías de la comunicación, los estudia y ayuda a difundir los más adecuados; de tal forma que la Iglesia siga desarrollándose en su uso y conocimiento».

Visión de la RIIAL

«En los horizontes tecnológicos, la RIIAL es acción comunicativa de la Iglesia en América Latina y centinela de las tecnologías emergentes. Propone criterios de discernimiento para habitar la cultura digital, en comunión eclesial».

Naturaleza de la RIIAL

En el 2013 el Comité RIIAL también se actualizó la definición de su naturaleza en los siguientes términos:

«La RIIAL es una red eclesial de comunicación, relación y comunión. Anima, a la luz del principio de subsidiariedad, la apropiación de los medios informáticos y las TIC, en la cultura digital, al servicio de la Nueva Evangelización, la comunión en el seno de la Iglesia y el diálogo Iglesia-mundo. Para ello, ofrece criterios evangélicos, éticos y tecnológicos y también medios pastorales, humanos y técnicos a los discípulos misioneros».

Objetivos de la RIIAL

Se reelaboraron los objetivos a corto plazo en los siguientes términos:

  • Animar iniciativas y proyectos de diócesis y comunidades cristianas en el ámbito de la cultura digital, que se integren orgánicamente en la pastoral de la comunicación.
  • Procurar la incorporación de las comunidades pobres y sin infraestructura a la cultura digital, para favorecer la inclusión y la participación de los sectores populares en la vida eclesial y social.
  • Contribuir con la pastoral de conjunto, especialmente con la catequesis y la pastoral social, utilizando recursos y servicios tecnológicos adecuados; para tejer redes de colaboración, intercambio y servicios comunes que beneficien a todos.
  • Impulsar una mayor comprensión de las tecnologías de la información y la comunicación y sus lenguajes para evangelizar el continente digital, promoviendo espacios de estudio, investigación y formación que faciliten su aplicación en la Iglesia con nuevas soluciones tecnológicas.
  • Descubrir y profundizar las características de la cultura digital, animando en ella la participación activa de los agentes de pastoral como verdaderos copartícipes, es decir, personas que además de ser consumidores sean productores de contenidos y que lo comparten abiertamente.

 

[1] Beramendi A., La informatización de la Iglesia en América Latina, Arzobispado de Cochabamba, Cochabamba 2004.

[2] Documento de Aparecida, n. 99 f.