CONTENIDOS Noticias

Cómo captar la fe en una fotografía

«Cuando hago la foto, transmito esto: no es una persona con las manos juntas, sino alguien en comunión con Cristo»

(es.aleteia.org).-¿Es posible capturar la confianza de una persona en Dios con una cámara fotográfica? ¿Qué responderías mirando esta fotografía?

Si es posible plasmar la fe en una foto, ¿qué es lo que hace que una imagen transmita la fuerza de una experiencia espiritual capaz de transformar la vida de una persona?

Quizás no haya una sola respuesta a esta pregunta. Puede que el acontecimiento que estaba sucediendo fuera tan elocuente, que sólo hiciera falta disparar. O a lo mejor se combinaron como por casualidad un conjunto de factores (oportunidad, luz, encuadre, enfoque,…) que desembocaron en una imagen memorable.

Pero cuando un fotógrafo no deja de sorprender por sus expresivas imágenes sobre la fe, quizás guarde algún truco para lograrlo que quiera compartir. Es el caso de Jeffrey Bruno, autor de estas fantásticas fotografías.

Una pista para encontrar respuestas es que Jeff es fotógrafo desde que él tiene fe. Antes de su conversión al catolicismo, su vida no tenía nada que ver con la fotografía. De hecho era músico (la vena artística si que la tenía), y de éxito.
Así que la sensibilidad del fotógrafo juega un papel fundamental, al menos en su caso. En su opinión, todo cambia cuando el fotógrafo entiende lo que pasa a su alrededor.

“Lo que tú ves en la foto es lo que yo veo: una persona de fe, a Jesús entre las personas, alguien que recibe el Cuerpo y la Sangre de Cristo -explica-. Cuando hago la foto, transmito esto: no es una persona con las manos juntas, sino alguien en comunión con Cristo”.

Para Jeffrey Bruno la fotografía es una misión en la que se volcó después de conocer a Dios para que otros puedan descubrirle también.

Cuando descubrí que Dios es real, todo cambió -recuerda-. Intenté aprender más sobre Él, busqué en internet, pero en aquel momento era muy rudimentario, las webs eran terribles, no encontraba imágenes, así que cogí la cámara y me convertí en fotógrafo”.

“Es un camino interesante -asegura-. Estoy muy contento de ir a lugares donde hay personas con fe; encontrarme con ellas hace crecer mi fe; la fe es tan grande y Dios es infinito, así que nunca dejas de descubrir”.

“Siendo una persona de fe, confiando en Dios, mi propósito cuando voy a cubrir un evento de fe es mostrar cómo parecen las personas que tienen fe a otras que no son como ellos”, dice.

“Cuando voy a misa y pongo fotos en las redes sociales, de alguna manera es como si la gente que está fuera estuviera dentro”, añade.

“Si tu fe es aburrida, hay algo mal… -reflexiona-. Dios nunca deja de sorprender; si lo buscas, lo encontrarás”.

Respecto al trabajo artístico -musical, fotográfico,…-, Jeffrey Bruno está convencido de que la creatividad es un regalo, un increíble regalo que permite crear algo.

“Continúas el proceso de la creación -explica con ojos brillantes y sonrisa serena-. No es realmente un trabajo… a veces es duro, pero simplemente es una vocación”.

Deja un comentario