Noticias

El futuro del correo electrónico

correo electrónico

(hp.com) .- Estamos atados al correo electrónico como la principal forma de comunicación de negocios desde hace ya un par de décadas. Aunque un estudio tras otro han demostrado que es una pérdida de tiempo y productividad. Veamos estas cifras:

• En promedio, los empleados envían y reciben 122 correos electrónicos por día.
• Tienen alrededor de 199 mensajes sin leer en su bandeja de entrada.
• Y pasan un tercio de su jornada laboral en el correo electrónico, una cantidad de tiempo para nada despreciable.

Tener una bandeja de entrada llena y desorganizada desordena su cerebro; lograr una bandeja de entrada con cero mensajes o «Inbox zero», un término acuñado por el podcaster de tecnología Merlin Mann, se considera una insignia de honor. Ahora que cada vez más compañías se mantienen conectadas a través de bots de productividad como Slack —que muchos creyeron que sería la estocada final para el correo electrónico en 2014 cuando se popularizó— ¿por qué todavía seguimos usando el correo electrónico?

A pesar de los muchos informes sobre su desaparición, el correo electrónico actualmente está creciendo a buen ritmo. En 2016 hubo 2,6 mil millones de usuarios de correo electrónico en el mundo; ese número se elevará a 2,9 mil millones para 2019. Esto es un tercio de la población del planeta, una gran cantidad de gente a la que hay que convencer de que el correo electrónico es algo del pasado. De hecho, en todos lados hay mentes inteligentes trabajando en formas de llevar el correo electrónico al futuro. Descubra cómo.

El correo electrónico se está volviendo más seguro.

Piense, ¿será seguro quejarse del jefe en Slack? Piénselo dos veces. El 20 de abril Slack hizo una actualización de su política de privacidad que permite a los empleadores leer los mensajes directos privados sin informar a los trabajadores. Más importante que los chismorreos de oficina, sin embargo, es la manipulación de información y documentos confidenciales, que es para lo que están diseñados los nuevos clientes de correo electrónico seguro como ProtonMail. Los mensajes de ProtonMail están totalmente cifrados y los servidores de la compañía están en Suiza (por consiguiente, están protegidos por las estrictas leyes de privacidad de ese país). Su empresa puede configurarlo para que ni siquiera los administradores puedan acceder a todas las cuentas. Ningún cliente de chat para equipos puede hacerlo todavía.

El correo electrónico se parecerá más (y funcionará de manera similar) a los navegadores y las aplicaciones.

En febrero Google anunció que va a presentar una vista previa de Gmail para desarrolladores de «AMP para correo electrónico». AMP (abreviatura de Accelerated Mobile Pages o páginas móviles aceleradas) es la estructura de código abierto de Google que permite que las páginas web se carguen más rápido; ahora la están utilizando para crear una experiencia web autocontenida dentro del correo electrónico. Por ejemplo, uno podría recibir un correo electrónico acerca de un par de jeans que están en liquidación y comprarlos directamente desde la bandeja de entrada. Esto podría no ser demasiado significativo para los correos electrónicos internos, pero tiene enormes ramificaciones para la forma en la que una empresa se comunica con los clientes.

El correo electrónico trabajará junto a la IA para organizar su vida.

Su bandeja de entrada no está solo para recibir mensajes; también es un vertedero para todo lo que tiene en marcha. (Piense cuántos correos electrónicos de direcciones «no responder» recibe todos los días). Permitir que la IA escarbe en sus correos electrónicos para poner las reuniones en el calendario es solo la punta del iceberg. Los clientes de correo electrónico inteligentes como Newton, Edison y Astro tienen asistentes integrados que colocan los correos electrónicos importantes en la parte superior, cancelan las suscripciones del correo spam y crean una línea de tiempo en torno a temas (como correos electrónicos acerca de una próxima presentación o un viaje de negocios).

Así que no se despida de su bandeja de entrada por ahora. El correo electrónico sigue aquí para quedarse. Solo está evolucionando a algo que funciona como la gente lo necesita en 2018.

 

Te puede interesar también

Deja un comentario