identidad RIIAL

Rasgos históricos de la RIIAL

logo-riial

La historia de la RIIAL no se puede situar en un lugar y fecha precisos. Baste decir por el momento que se va gestando en dos polos de la Iglesia, como eran por un lado el Dicasterio de la Santa Sede encargado de las Comunicaciones Sociales con sede en Roma, hoy Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y por el otro el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) con sede en Bogotá, Colombia.

Podemos afirmar que fue, sin lugar a dudas, una idea querida e impulsada por el entonces Papa Juan Pablo II, quien ya desde los albores de su pontificado había notado la importancia de las nuevas tecnologías en la comunicación y desarrollo de los pueblos. Así, a finales de 1980 afirmaba que “El desarrollo de la informática, por ejemplo, multiplicará la capacidad creadora del hombre y le permitirá el acceso a las riquezas intelectuales y culturales de otros pueblos. Las nuevas técnicas de la comunicación favorecerán una mayor participación en los acontecimientos y un intercambio creciente de las ideas.” (Encíclica Dives in misericordia, Sobre la misericordia divina, 30-11-1980, n. 10)

Lo que en un principio nació casi como una intuición se fue amalgamando con el paso de los años a través de diversas tentativas, algunas con mayor o menor éxito, pero que siempre significaron un avance.

Comenzó llamándose “Red informática de la Iglesia Latinoamericana”… y fue el mismo Santo Padre quien sugirió llamarla “Red Informática de la Iglesia en América Latina”, para que luego pudiera ser ejemplo para otros continentes…, que luego fuera en África…, en Europa… hasta llegar a ser la “red de la Iglesia”, como la Iglesia misma. Fue el mismo Papa Juan Pablo II quien sugirió, a fin de trabajar según “ejes culturales”, se integraran a la Red desde el principio las Conferencias Episcopales de Italia, España y Portugal.

Cabría entonces explicar los motivos por los cuales la Iglesia elige América Latina para empezar, dado que la lógica del mundo nos hubiera dicho que sería mejor hacerlo por dónde se tenían más medios tecnológicos, como ser Europa o América del Norte y no por uno de los continentes en vías de desarrollo. Ante todo esta iniciativa quiso ser “un nuevo servicio a la comunión y el progreso de la Iglesia y de la sociedad latinoamericana” y que “los servicios que esta Red Informática ofrece (constituyan,) … , una importante contribución a la cultura, y a la colaboración, comunicación, formación e integración de los hombres y los pueblos latinoamericanos” (Conf. Carta de Presentación del Estudio de Factibilidad, Mons. Darío Castrillon Hoyos, entonces Presidente del CELAM y de Mons. John P. Foley, entonces Presidente del PCCS). Un continente mayoritariamente católico, en vías de desarrollo y que si bien con graves problemas y desigualdades económicas, un continente “joven” en crecimiento, en el que hablan prácticamente todos el mismo idioma. Un continente muy apreciado por Juan Pablo II, quien realiza el primer viaje de su pontificado a México, “el continente de la esperanza”, donde viven casi la mitad de los católicos del mundo.

Para comprender mejor los alcances debemos situarnos en la década de los ’80 donde encontramos varios desarrollos tecnológicos fundamentales para la explosión de la era digital que se daría en los años sucesivos y al mismo tiempo tener en cuenta lo que todavía no se vislumbraba… de modo de valorar la originalidad que tuvo esta iniciativa.

Son los años del nacimiento y expansión de la computación personal, en 1982 aparece la PC IBM, con los que se da una disminución de los costos de la tecnología, se lleva el poder de procesamiento más cerca de los usuarios, se popularizan y crecen las redes de computadoras de área local (LAN) y paralelamente el desarrollo de los Sistemas Operativos acerca las grandes posibilidades de la informática aún más al usuario doméstico. Concomitantemente, lo que es clave para la evolución de los años posteriores, se da la necesaria aparición del estudio y determinación de estándares principalmente respecto de las tecnologías de comunicación o de red y entre otras cosas se inventa el CD-ROM en 1984…

Es en este contexto en el que surge dentro de la Iglesia la idea de utilizar las nuevas herramientas informáticas y llegar a realizar una red de computadoras.
Por un lado a principios de los años 80, la Filmoteca Vaticana comenzó a ser informatizada lo que incentivó en el Dicasterio a la que pertenecía, que era el encargado de las Comunicaciones Sociales en el Vaticano, una mayor toma de conciencia sobre la importancia que podía alcanzar la informática en la vida de la Iglesia.

Por otro lado la estrecha relación que existía entre la entonces Comisión Pontificia para las Comunicaciones Sociales (CPCS) y el área de comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) favorecieron un fructuoso diálogo entre Mons. Enrique Planas, entonces Oficial para América Latina y Director de la Filmoteca y el entonces Secretario General del CELAM, Excmo. Mons. Darío Castrillón, en quien encontramos un ferviente impulsor de las nuevas tecnologías, y que dio como resultado este proyecto común de informatización de la Iglesia en América Latina.

Probablemente la primera referencia pública a la informática como medio de comunicación para la Iglesia continental, la encontramos en abril de 1986, en la presentación del libro del DECOS-CELAM “Comunicación, misión y desafío”, en Bogotá, que se realizó en el marco del Encuentro Latinoamericano de Responsables de la Pastoral de Comunicación Social con la presencia del Presidente de la CPCS, Excmo John P. Foley, del Secretario General del CELAM, Excmo. Castrillón, los Obispos miembros del DECOS, Mons. Enrique Planas, y los responsables de las organizaciones católicas internacionales de comunicación: OCIC/AL, Unda/AL, UCLAP.

Al año siguiente, en enero de 1987, tiene lugar una Conferencia del Dr. Elio Cerini, de la empresa Sperry Unisys en Bogotá, por sugerencia de la CPCS, en el encuentro “Comunión y evangelización: un reto para América Latina”. Subraya las oportunidades del medio informático para la Iglesia del continente, y la posibilidad de constituir una red de comunicaciones continental vía satélite y redes regionales. Lo importante de este encuentro radica en que se concretan técnicamente las ideas del proyecto que podía nacer sólo con la convergencia de esfuerzos entre la CPCS y el CELAM.

1987-1988: Primer Proyecto de informatización para la Iglesia en América Latina

Realizado por la empresa italiana Tecnologica y por la mencionada Unisys. Este proyecto daba inicio a la informatización del CELAM y de la CPCS para luego integrarlos con otros tres nodos de la red principal que serían las Conferencias episcopales de Brasil, México y Argentina.
Este proyecto comenzó a ser promovido por los nombrados Mons. Planas y el Excmo. Mons. Castrillón. Por esta razón se concretan diferentes contactos con las Conferencias episcopales de América Latina, en especial de los países que se había pensado fueran nodos de la futura Red. Es así como Mons. Planas, acompañado en ocasiones por el Padre Viñas quien tenía una especial preparación técnica, visita varios países intentando interesar a las diferentes realidades eclesiales en el Proyecto.

En 1989 se comienza a pensar en una reestructuración del proyecto, mientras que se deterioran las relaciones con la empresa italiana que había realizado el proyecto. A fin de revisar la metodología de implementación, se reúnen en Roma, por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) Mons. Foley y Mons. Planas, por el CELAM, Mons. Castrillon y Mons. Rodriguez Maradiaga, y el Diácono Francisco Viñas como asesor técnico. Se decide entonces realizar un serio estudio técnico de factibilidad.

1990: Estudio de Factibilidad

El 15 de marzo de 1990, Juan Pablo II en la Reunión Plenaria del PCCS dijo “Estoy feliz de ver que la Iglesia está adoptando medidas concretas para desarrollar una red informática con vistas a difundir informaciones sobre la fe y la cultura cristiana… Cuánto puede y debe ser hecho, desde los esfuerzos creativos en los medios de comunicación, para reforzar y profundizar el testimonio viviente de la fe en América Latina!”

Poco después sale a luz el Estudio de Factibilidad Preliminar, elaborado por un grupo de trabajo de la empresa Olivetti, dirigido por el Dr. Paolo Iddas, en diálogo con el Padre Pedro Briceño (CELAM) y con Mons. Enrique Planas (PCCS), a fin de que respondiera tanto a los requerimientos técnicos como a la concreta realidad latinoamericana.

En este Estudio el “Proyecto de Red Informática de la Iglesia en América Latina”, nace con tres objetivos principales: “todos convergentes hacia un fin común… dotar a la Iglesia de todos aquellos elementos tecnológicos,… con un fin que no sólo es pastoral sino también cultural”. “La red informática, por tanto, nace no solamente con el deseo de dotar a la Iglesia, en cuanto estructura organizada, de los instrumentos informáticos, ya indispensables para el buen funcionamiento… sino que también nace como servicio cultural para toda la sociedad latinoamericana.”

Estos tres objetivos eran:

1) Realizar una Red de datos continental de interconexión de las Iglesias locales y los centros de organización eclesial.
2) Conexiones nacionales interconectadas con la Red continental, utilizable país por país.
3) Un gran Banco de datos documental, pastoral y cultural al servicio de la Iglesia y de la sociedad latinoamericana y que “a medida que vaya completando y la red se vaya extendiendo, ponga dicho patrimonio al servicio de toda la humanidad.” “Se constituirá un conjunto de bibliotecas electrónicas, en el ámbito del CELAM y de las Conferencias Episcopales latinoamericanas…”

Proponía una “arquitectura abierta”, basada en estándares tanto “de hecho” como “de derecho” que intentaban garantizar la posibilidad y durabilidad de las prestaciones a implementar. Se articulaba en “cuatro componentes principales”, a saber:

  1. Proyecto de “red” de la Iglesia en América Latina;
  2. Proyecto de construcción de los “Archivos Documentales”;
  3. Proyecto de “automatización del CELAM y de las Conferencias Episcopales”;
  4. Proyecto de “Automatización y conexión de las Diócesis”.

Este Estudio de factibilidad fue presentado oficialmente en octubre de 1990 y el mismo incluía una “Planificación de las Actividades”, que deberían dar comienzo al mes siguiente de su presentación con un Curso para 20 responsables de Sistemas del CELAM… a partir de lo cual se pensaba incluso en la preparación de “formadores” y adiestramiento de usuarios… hasta llegar a la “instalación de desarrollo”…

¡Un proyecto basado en una arquitectura abierta y en estándares, resulta realmente osado e innovador para su época! Lo que después, gracias a la irrupción de Internet, se convirtió en algo común, en esos años era una visión “de futuro” realmente audaz y llena de desafíos. El tiempo corroboró que no era equivocado, sino todo lo contrario, y lo que parecía un sueño e incluso para algunos una “locura” se convirtió en una realidad.

El Proyecto tardó casi dos años en ponerse realmente en marcha. Lo audaz del mismo muchas veces no era comprendido; ello demandó mucho trabajo por parte del PCCS y el CELAM a fin de darlo a conocer y a comprender, para lo cual Mons. Planas y el Dr. Iddas, visitaron varias veces los países que se pensaban constituyeran el grupo de la “Fase inicial piloto”.

1992- 1993: Curso en Florencia – Inicio de la Fase Piloto

Finalmente durante mayo/junio de 1992 se pudo realizar el Curso de perfeccionamiento para técnicos latinoamericanos en la sede de Formación de la empresa Olivetti en Florencia, Italia. Durante esos dos meses se estudiaron los componentes esenciales del software a utilizar (Basado sobre el sistema operativo Unix) y la planificación del Proyecto.

Este Curso se pudo realizar gracias a una donación de la Diócesis de Torino, Italia. De los más de 20 puestos previstos – uno por cada Conferencia Episcopal – sólo participaron 10 técnicos, lo que evidencia las dificultades para hacer comprender la importancia del Proyecto en algunos de los sectores eclesiales.

Enviaron un técnico el CELAM, el PCCS, las Conferencias Episcopales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y República Dominicana, y las Diócesis de Lomas de Zamora, Argentina, y de Pereira, Colombia, y una integrante del Instituto de vida consagrada Servidoras de Argentina. También participaron activamente Mons. Planas en la explicitación de los objetivos y los integrantes de la Oficina de Sistemas de la Conferencia Episcopal Italiana encabezados por su responsable el Ing. Livio Gualerzi quienes pusieron a disposición de las realidades latinoamericanas todo lo por ellos realizado en el ámbito de la CEI.

A partir del Curso de Florencia se incentiva la informatización de diferentes realidades eclesiales y prepara el terreno para dar lugar al nacimiento de la Red.

Fue la primera “mesa común” donde se compartieron los dones de la técnica… También se puede notar respecto de los participantes que se trataba de países que como en el caso de Chile gozaban de un alto grado de informatización, al punto de contar con una Red entre Diócesis y con una figura importante de referencia como es Mons. Juan Luis Ysern, gran impulsor de la comunicación eclesial y de la pastoral de la informática; o como los casos de la entonces Diócesis de Mons. Castrillón uno de sus mayores impulsores u otros países que luego del Curso dieran grandes avances en la informática, como es el caso de Argentina.

Por su parte la Asociación de Servidoras, Instituto de vida consagrada de derecho pontificio, presidida por la Dra. Lila B. Archideo, había colaborado activamente con el PCCS desde los inicios del Proyecto en la difusión y promoción de la futura Red, como parte de su carisma de trabajo al servicio de la Iglesia en especial en el ámbito de la cultura. Es por esta razón que se las invitara a enviar una participante al Curso en Florencia y que luego las Servidoras, en marzo de 1993 recibieron y aceptaron el encargo del PCCS y del CELAM para construir los Archivos Documentales del Magisterio pontificio, en forma de biblioteca electrónica:

“comienzo de los bancos de datos de interés general, tal como viene contemplado en el Estudio de factibilidad… e “integrar en lo posible los documentos en CD ROM…”

Ese mismo año comienzan también bajo los auspicios del PCCS y el CELAM tareas de planificación de un Centro de desarrollo de software en la Diócesis piloto de Lomas de Zamora, Argentina, que luego se constituyó en marzo de 1994 como una fundación llamada Clivus. Trabajaron activamente muchos años al servicio de la Iglesia, pero finalmente se distanció del Proyecto y años después fue disuelta dado que se había alejado de sus objetivos fundacionales.

1994. Primera Reunión Continental de la RIIAL

El Proyecto seguía en la Fase de implementación y el desarrollo informático progresaba de una manera bastante heterogénea. Es así como se llega a la primera Reunión Continental de Técnicos de la RIIAL, en noviembre de 1994, en Bogotá en la sede del CELAM, presidida por Mons. Planas y Mons. Damasceno Asís, y con la asidua presencia de Mons. Castrillon, participaron técnicos de las realidades eclesiales que se habían incorporado en la fase piloto, es decir: representantes del CELAM, de las Conferencias Episcopales de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Perú y República Dominicana, de las Diócesis Ancud, Chile, de Pereira y de Bucaramanga, Colombia, y la de Lomas de Zamora y la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, y la Asociación de Servidoras, y el Centro de desarrollo de software “Clivus”, de Argentina.

En esas dos semanas se dio un fructífero intercambio de experiencias entre los participantes, tales como los logros en el campo de la comunicación entre Diócesis de escasos recursos y alejadas por medio de enlaces de radio, que se habían realizado en Perú y replicado en la Isla de Chiloe; y los avances en la informatización de la Arquidiócesis de Santa Fe entre otros. Se estudiaron a la luz del estado tecnológico del momento, las propuestas del Estudio de Factibilidad, buscando adecuarlas a la situación presente. Por otra parte se realizó un estudio exhaustivo de una propuesta de donación de hardware y software por parte de la empresa Olivetti, y se elaboró un documento sobre la inconveniencia de su aceptación. Es de notar que esta empresa quebró a finales de 1995 como fabricante de computación y por ende terminó la relación con la RIIAL, pero permaneció el Dr. Iddas como asesor.

En esta reunión se nombró la primera Task Force de la RIIAL, que constituía un equipo de apoyo técnico: P. Lucio Ruiz (Santa Fe, Argentina), Sra. Rosa Ramón (Perú), Ma. Isabe Giménez D. (Asociación de Servidoras).

El encuentro concluyó con la presencia por dos días del Ing. Gualerzi de la CEI quien viajó a fin de compartir con los presentes los avances tecnológicos que habían tenido en la Oficina a su cargo.
En noviembre de 1995 se realiza la Segunda Reunión Continental de la RIIAL en Brasilia, Brasil, con la presencia del Excmo. Mons. John P. Foley y el Secretario General del CELAM S.E. Jorge Jiménez.

Concurren por primera vez representantes de la Conferencia Episcopal Española y logran venir un Ingeniero por la Conferencia Episcopal de Cuba y una representante por la Nunciatura ante el Gobierno de Cuba, lo que posteriormente posibilitará la informatización de la Iglesia en Cuba y significará un gran aporte para los preparativos del viaje de Juan Pablo II a la Isla.

El equipo de la RIIAL que trabaja desde la Santa Sede se había reforzado ese año con la incorporación de la Lic. Leticia Soberón (PCCS). El P. Lucio Ruiz, como resultado de la Reunión de Brasilia, fue invitado a coordinar el grupo de técnicos RIIAL desde el CELAM. Dos años después lo hará desde la Congregación para el Clero en la Santa Sede.

En esta Reunión, Clivus presentó los primeros programas de software eclesial para parroquias, la Arquidiócesis de Santa Fe la arquitectura de red y de informatización de la Diócesis, y las Servidoras llevan la primera versión de los Archivos Documentales del Magisterio.

Con esta Reunión concluye la Fase Piloto.

1996-1997: Fase de expansión

En mayo de 1996 se presenta el Segundo Estudio de Factibilidad, como “punto de partida de la nueva etapa de la Red”, “un tiempo de servicios”. “Fruto del esfuerzo de los antiguos miembros junto a los nuevos incorporados en Brasilia…”, se incorporan las innovaciones técnicas… se replantea “el tema de la estandarización” y “la arquitectura… conserva su calidad de ser abierta”. “Los objetivos que animaban la Red desde el principio se han conservado intactos. Y… se ha confirmado la gran oportunidad de esta iniciativa, que fortalece los lazos de comunión eclesial y redunda especialmente en bien de los excluidos y marginados del Continente, como se puede ver en la vida cotidiana de la Red” (Presentación del Nuevo Estudio de Factibilidad, Mons. John Foley, Presidente del PCCS y Mons. Oscar Rodriguez Maradiaga, Presidente del CELAM)
En septiembre de 1996 se realiza la Tercera Reunión Continental de la RIIAL en Lomas de Zamora, Argentina.

El año 1997 es un año de expansión definitiva. A principios de año para la Asamblea Plenaria del PCCS se inaugura la página web de la RIIAL. A solicitud del Excmo. Presidente Mons. Foley, en mayo la Agencia Internacional de noticias eclesiales Zenit desde Roma contribuye a la publicación por correo electrónico en tiempo real, de los documentos pontificios en español. Esto fue muy oportuno para el Sínodo de América que se celebró ese año. También se da inicio al SOI, elServicio de Observación sobre Internet, preparado por un equipo de la Fundación Ámbito María Corral , para ofrecer análisis y criterios sobre la incidencia de Internet en la sociedad, en la persona y en el campo religioso. En el mes de Noviembre, con motivo del Sínodo de América, se publican en Internet las Bases Documentales del Magisterio de la Iglesia preparadas por las Servidoras.

1998-2000: Fase de consolidación

La Cuarta Reunión Continental se realiza en Santo Domingo, República Dominicana, en marzo de 1998. Allí nace el grupo de “Contenidos”, el que es coordinado por Jesús Colina, director de Zenit. En esta Reunión, con ocasión del año del Espíritu Santo, se realiza el “envío misionero” de los técnicos de la RIIAL y el Papa Juan Pablo II por medio de la Secretaría de Estado remite un Mensaje recordando los objetivos de la RIIAL. Se incorporan entre otros: VE Multimedios con la BEC (Biblioteca Electrónica Cristiana), AICA (Agencia Informativa Católica Argentina), Planalfa de España, Aciprensa de Perú, y se impulsa el Archivo Documental del CELAM para su consulta en línea.

En 1998, ante un pedido del P. Javier San Martín SJ, encargado en Radio Vaticana de las relaciones para América Latina, comienza la distribución de Boletines semanales del “Noticiario de Radio Vaticana para América Latina y el Caribe”. De este modo comienza a aprovecharse la “capilaridad” de la RIIAL y no sólo se ponen a prueba los medios tecnológicos existentes, sino también la interrelación y cooperación de los integrantes de la Red, tanto para trasmitir como para resolver los problemas de transmisión que se daban en esos tiempos.

En enero de 1999 se presenta el “Prontuario de Páginas Web’s” elaborado por el P. Juan Pedro Ortuño, de la Archidiócesis de Madrid y miembro de la Task Force.

La Quinta Reunión Continental se realiza en México en Junio de 1999. En esta Reunión nace el Grupo de Análisis y Prospectiva a cargo del por el P. Juan Miguel González-Feria. Se realiza la Consagración de la RIIAL a Nuestra Señora de Guadalupe.
En todos estos años se intensifica la labor del Grupo de Técnicos del Continente y se prueban diversas herramientas para la comunicación en tiempo real. Se incorporan numerosas realidades comunicacionales, agencias de noticias nacionales, servicios formativos y catequísticos a distancia. Las Reuniones continentales incorporan a casi todas las Conferencias Episcopales del continente.

2000 – 2007: Fase de institucionalización

A mediados del año 2000, con el objeto de brindar una formación técnica de acuerdo con el espíritu propio, se realiza en Bogotá, un Taller Continental de Técnicos de la RIIAL. Durante tres semanas se trataron diversos temas técnicos y eclesiales para lograr los objetivos propios de la RIIAL con una “doble” capacitación. El Taller fue coordinado por la Ing. Patricia Castillo, de Guatemala, miembro de la Task Force RIIAL, y el AUS Daniel Cabaña, de Santa Fe. Participaron 22 técnicos nacionales y 8 profesores/facilitadores.

En ese mismo año fue iniciado el Portal católico en español “Catholic.net”, que fuera presentado durante el Taller en Bogotá, y que integraba los diferentes servicios presentes hasta ese momento en la RIIAL. Este Portal se convirtió con los años en uno de los más importantes portales del mundo católico de habla hispana.

Es importante hacer notar que este Taller como todo el Proyecto ha sido posible por el constante y generoso apoyo de la Conferencia Episcopal Italiana, no sólo en su contribución económica sino también en la colaboración personal en el desarrollo intelectual del Proyecto, en particular se ha contado siempre con el asesoramiento técnico del SICEI, Servicio Informático de la CEI. Tanto el Ing. Gualerzi, como el actual Responsable, Dr. Giovanni Silvestri han estado presentes en casi todas las Reuniones continentales de la RIIAL.

En octubre de 2001 se realiza la VI Reunión Continental, en Quito, Ecuador, donde se comienza a trabajar con la idea de la celebración de un Congreso internacional de Iglesia e Informática. También aquí se presenta por primera vez la “Banca Dati”, archivo documental de las Hermanas Salesianas, creado a partir de los criterios de la RIIAL para ofrecer material a las religiosas en países poco comunicados.

En el año 2002, AICA, la Agencia Informativa Católica Argentina, integrante de la RIIAL desde 1998, preparó y editó la primera Guía de sitios católicos en Internet en lengua castellana, que sirviera como base para una posterior edición española.
En estos años tanto en el CELAM como en las diversas Conferencias Episcopales se instituye progresivamente la RIIAL como parte del organigrama y se incorpora en los planes pastorales.

En abril de 2003, se realiza el Congreso Internacional “Iglesia e Informática. Hacia una red humana de respuesta y ayudas”, en la ciudad de Monterey, Mexico. Y paralelamente se realiza la VIIa. Reunión Continental de la RIIAL.

En este Congreso se ponen las bases de una acción de largo alcance para la Iglesia continental, y estuvieron presentes más de 12 Obispos y un Cardenal, lo cual fue signo del interés que suscitó.

En el año 2003 nace en Santa Fe de la Vera Cruz el Centro Nuestra Señora de Guadalupe para la creación de software eclesial, con soporte on line, y para la formación de agentes de pastoral en el campo informático, presidido por Mons. Lucio Ruiz y dirigido por Daniel Cabaña, de Argentina. Dos actividades sobresalientes muestran la importantísima labor del Centro: el desarrollo y mantenimiento del “Office eclesial”, aplicaciones para obispados y parroquias, y los Cursos de formación on line y presenciales.

En Septiembre de 2004 se realiza la VIIIa. Reunión Continental en Santiago de Chile, durante la cual se impulsa reforzar el “espíritu de red” que como aclaraba Mons. Planas “consiste en «darle a estos sistemas tecnológicos un espíritu, el Espíritu que anima a la Iglesia a vivir en comunión y a compartir los bienes, estén dónde estén, creando redes -con los medios que tengamos- en una construcción colectiva de sentido». En esta reunión se presentó el libro y CD-ROM de la Guía Internet de la Iglesia Católica 2004, desarrollados por el Arzobispado de Madrid dentro del Proyecto RIIAL, así como una nueva versión del Office Eclesial y de las Bases Documentales, todo lo cual fuera distribuido gratuitamente a los participantes a fin de su difusión en toda América Latina.

Con el fallecimiento del Papa Juan Pablo II y la elección de S.S. Benedicto XVI, toda la Iglesia entra en una nueva fase.

En Octubre de 2005 se realiza la IXa. Reunión Continental en Cochabamba, Bolivia, y entre los temas de trabajo destaca la contribución que ofreció la RIIAL, a solicitud del CELAM, «al proceso comunicativo de preparación de la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano» en Aparecida, Brasil; así como la creación de una “comunidad de páginas web católicas”, a fin de promover la colaboración y la comunión entre los católicos presentes en Internet, que está basado en el llamado RIC, Recursos Internet Católicos, elaborado por la Archidiócesis de Madrid, España.

También en el año 2005 se lleva a cabo un fructuoso diálogo con Institutos de Vida Consagrada y Congregaciones Religiosas para su incorporación en la RIIAL.

En 2006 nace el servicio Trimilenio de servidores gratuitos para las entidades eclesiales pobres del continente, realizado por VE Multimedios.

En ese mismo año la Lic. Soberón asume la coordinación de la RIIAL tras la jubilación de Mons. Enrique Planas.
En mayo de 2007 se realiza en Cochabamba, Bolivia, el Primer Taller de la RIIAL para Consagrados.

RIIAL encuentro continental en Colombia
RIIAL encuentro continental en Colombia
Reunión del Comité el 2013 en Chile
Reunión del Comité el 2013 en Chile
logo-riial
Office Eclesial
Office Eclesial
navigate_before
navigate_next

2007-2009: Fase de reformulación

El Excmo. Mons. Claudio María Celli es nombrado Presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales; se eligen nuevas autoridades en el CELAM, que incorpora en su organigrama la figura del Responsable RIIAL dentro del Departamento de Comunicación, en la persona del Excmo. Mons. Guillermo Ortiz Mondragón.

En septiembre de 2007 se realiza la Xa. Reunión Continental en Tegucigalpa, Honduras. A la misma concurre el nuevo Presidente del Consejo Pontificio, el arzobispo Claudio María Celli, y una sustancial representación del CELAM. Se da un diálogo fructuoso para retomar la tradicional corresponsabilidad de ambos organismos en la gestión de la RIIAL. En la reunión se trató de diseñar nuevos cometidos para la RIIAL a la luz del «Documento» de Aparecida del CELAM; y las implicaciones de la Web 2.0.

En esta Reunión estuvo presente, por primera vez en varios años, una representante de la CNBB, Ir. Élide Fogolari FSP, que animó desde entonces la reincorporación de Brasil a la RIIAL. La CNBB nombró al P. Leandro Freire nuevo Responsable RIIAL en septiembre de 2009.

Las veloces transformaciones tecnológicas, así como la generalizada informatización de la Iglesia en el continente, exigen una nueva formulación de las tareas de la RIIAL.

En estrecho diálogo con el CELAM, se disuelven los tres grupos en que se había organizado (Técnicos, Contenidos y Análisis) y se crea la Vice-Coordinación en el CELAM y el Comité RIIAL para la animación de procesos de servicio en red. El primer Comité está formado por la Dra. Gladys Daza (Colombia), el AUS Daniel Cabaña (Argentina), la Ing. Patricia Castillo (Guatemala), el Ing. Carlos Correa (Chile), el P. José Luis Quijano (Argentina) y la Ing. María Dolores Idrovo (Ecuador), y P. Leandro Freire (Brasil). Acompañan el desarrollo de la Red el Asesor Mons. Lucio Ruiz –hoy Jefe de Oficina en el Departamento de Internet de la Santa Sede- y los Expertos Mons. Enrique Planas, P. Juan Pedro Ortuño, Dr. Paolo Iddas y Dr. Giovanni Silvestri.

En junio de 2009 se realiza la XIa. Reunión Continental en Bogotá, Colombia, en el que estuvieron presentes S.E. Mons. Claudio Ma. Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones; monseñor Fabián Marulanda López y el padre Jaime Restrepo, secretario general y secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Colombia; S.E. Mons. Guillermo Ortíz Mondragón, obispo responsable de la sección Comunicación digital y RIIAL; monseñor Gregorio Rosa Chávez, obispo responsable de la sección Comunicación social, del Departamento de Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM); monseñor Lucio Ruiz, Asesor de la RIIAL; Leticia Soberón, Coordinadora general de la RIIAL, y el padre Carlos Arturo Quintero, Secretario ejecutivo de comunicación del CELAM.

Durante esta Reunión se trató la nueva formulación de la RIIAL, se presentaron los Proyectos del nuevo Comité RIIAL, y la situación actual de los Servicios RIIAL: Catholic.net, Trimilenio, OmniaDoc (Bases Documentales), Amad (Buscador de web’s católicas de la Arquidiócesis de Madrid), la versión 2.0 de ChurchForum (portal católico en Internet desde 1996), el proyecto para la JMJ 2011, las Escuelas Edu-conectivas, y el emprendimiento OLPC en las escuelas Salesianas.

Finalmente, el 12 de diciembre de 2009 se publica el nuevo sitio web de la RIIAL, realizado por Iglesia.cl, con el apoyo del Comité RIIAL. Trata de reflejar el amplio espectro que abarca hoy esta Red, que más que una simple red de computadoras a llegado a ser una verdadera red de personas con un mismo objetivo.

3 de diciembre de 2009, Fiesta de San Francisco Javier – Patrono de las Misiones
María Isabel Giménez Díaz
Asociación de Servidoras
Responsable Técnico de las Bases Documentales
Buenos Aires, Argentina


Algunos “Lemas” que marcaron significativamente la vida de la RIIAL
La “mesa común
Aplicar la estrategia de «capilaridad» para «llegar hasta los últimos»
El “traje a medida” –
“La ecuación necesidad-servicio
«Mientras exista una comunidad necesitada de comunicación, la RIIAL estará aún en construcción»

Te puede interesar también

Deja un comentario