Noticias

La app de Mateo facilita la vida de 700.000 sordos

Háblalo ayuda a la inclusión social de miles de personas con discapacidad

(es.aleteia.org).-Lograr su plena inclusión en la sociedad es un desafío global para todos y parte de esta tarea es la que impulsa Mateo Salvatto, un joven apasionado de la tecnología que ha decidido ayudar a los sordos con su talento creativo.
Su mamá es profesora de sordos por lo que, desde pequeño, ha conocido de primera mano el mundo de estas personas y sus necesidades. Dentro de todo lo bueno, Mateo dice que también hay una parte triste: darse cuenta de que muchas veces lo pasan mal cuando tienen que hacer cosas simples como ir al médico o pedir una dirección en la calle.

Con 18 años hizo una reflexión: “¿Cómo puede ser que no exista algún dispositivo que los ayude a hablar y a escuchar? Estamos planeando poner gente en marte en el año 2030 pero un sordo tiene que esperar 7 horas en un hospital para ser atendido”. No tenía sentido.
No hay que ser grandes para hacer cosas grandes. Mateo dice que los chicos pueden hacer cosas grandes y así fue que con la determinación de no querer que los sordos sigan pasando por situaciones difíciles, se trazó el objetivo de crear el mismo ese dispositivo.

Un año más tarde, había creado Háblalo, una app que es gratuita y que no necesita Internet para su uso. Es una suerte de traductor a tiempo real disponible en 59 idiomas que contiene herramientas útiles para poder escribir y hacer que el teléfono hable por uno.

La app hoy no sólo está ayudando a la inclusión social de personas sordas, también a todas las que tienen alguna dificultad en el habla y lo más gratificante para Mateo es ver cómo la experiencia le demuestra constantemente que con la app las personas con discapacidad viven mejor.

Dentro de estas experiencias están la de Andy de 21 años con parálisis cerebral que pudo dar una clase oral y ser seleccionada como asistente de cátedra, Juan de 14 años con parálisis cerebral que pudo comprarse un sándwich por primera vez y una mujer que pudo comunicarse con su esposo enfermo durante los últimos meses de su vida.

Pero esta obra solidaria no acaba aquí. Mateo dice que al ser un proyecto colaborativo, todos tenemos que involucrarnos. Aunque no tengamos una discapacidad o familiares sordos, tener esta app en nuestros teléfonos puede ser muy útil para ayudar a personas en la calle.

“Cuando estamos en la calle y vemos a una persona mayor o ciega ponemos nuestro brazo para ayudarle, pero con los sordos no pasa lo mismo. Ellos sufren mucho porque emiten sonidos y la gente suele ignorarlos. Si por algún motivo no conocen la app o no tienen teléfono, nosotros con nuestros teléfonos podemos de algún modo ponerles nuestro brazo”.

Muchas veces le han preguntado por qué este servicio no se cobra. De hecho, Mateo se ha comprometido a que Háblalo siempre será un servicio gratuito. Esto lo tiene claro: para él primero está el valor de las personas y no espera ninguna retribución económica por ello.

“Al final del día lo que me gustaría saber es que lo que impulsé ayuda a millones de personas en el mundo. Y no me quiero conformar con ese número. Quiero que crezcan a muchos millones. Vale mucho más un millón de usuarios de Háblalo que un millón de dólares”.

Deja un comentario