Discernimiento tecnológico Noticias

“La comunicación tiene que adecuarse a la tecnología porque ésta no va a dar marcha atrás.”

udep

(Universidad de Piura –  Perú ) .- Especialista internacional inició las Jornadas de Comunicación de la UDEP. Aseguró que más que hablar del futuro hay que asumir el presente, con lo digital como herramienta para atender las demandas del usuario.

Asumir que la comunicación es digital y adecuarse a los retos que plantea la tecnología es la tarea que tienen los medios actuales, para reemplazar la actitud que los ha detenido en el tiempo por más de 23 años al esperar que se regrese al modelo unidireccional tradicional, señaló el doctor José Luis Orihuela, investigador del impacto de las innovaciones tecnológicas en los medios y en los modos de comunicación.

En el primer día de las Jornadas de Comunicación “La nueva revolución digital”, organizadas por la Facultad de Comunicación, Orihuela expuso el tema “La hora de la comunicación posdigital”. El especialista señaló que “una vez que asumimos que la comunicación es digital y el tsunami (de la revolución) ya pasó, hay que pensar en cómo nos vamos a entrenar como comunicadores, adecuándonos a la tecnología, porque ésta no va a dar marcha atrás”.

Indicó que cambiar de actitud implica que los comunicadores y los medios adecuen la manera de producir contenidos a los dispositivos de los usuarios, entendiendo cómo usan esos medios, cómo se informan y entretienen, qué productos culturales consumen y en qué plataformas.

“No podemos seguir hablando por otros 23 años sobre la revolución integral de las comunicaciones. Hay que pensar en cómo podemos rediseñar nuestras identidades profesionales en un mundo que no es reversible en lo digital, porque la comunicación es digital”, enfatizó.

 

Sobrevivir

El doctor Orihuela hizo una crítica sobre cómo en estas décadas se ha justificado la revolución digital como si fuera una moda, y por ello los medios no se han adecuado a lo que ésta les ofrece. “Esto ha venido para quedarse. Los únicos capaces de sobrevivir son los medios y profesionales dispuestos al cambio”, anotó.

Señaló que mientras por ejemplo, los canales de televisión siguen sin modernizar sus formatos para llevar los contenidos al usuario, se ha generado la revolución de los youtubers, usuarios de Youtube que han creado canales que acumulan millones de espectadores en España y Latinoamérica.

“(La idea de los youtbers) Funciona porque la audiencia joven está saturada de programas que no le dicen nada. Hay que adaptar el modelo de negocio al mercado, que ha cambiado, y hacer más atractiva la información. Cobrar un euro por algo que sucedió ayer no es atractivo frente a la inmediatez que ofrece la tecnología”, enfatizó.

Al hacer referencia a la evolución de los medios, el experto reconoció que las revoluciones tecnológicas siempre han acompañado su desarrollo. Sin embargo, no ha sido hasta la era digital cuando los medios se han enfrentado a la amenaza de perder el poder.

 

Marca personal

Al dirigirse a los futuros comunicadores les exhortó a no especializarse en una tecnología sino en el tipo de contenido, que deben ser capaz de contarlo en distintas plataformas. Les mencionó que ahora, cuando todo el mundo puede hacer comunicación pública, “los comunicadores van a ser valiosos en la medida en que seamos excelentes. Lo que los va a definir no es, por ejemplo en la radio, tener un buen tono de voz sino la capacidad de entregar un contenido que ayuda a comprender mejor, que entretenga, etc.”.

“La tecnología convirtió a la información en un bien abundante, se acabó el recurso escaso… Lo que añade valor en un mundo en que todo es comunicación es el conocimiento, la inteligencia sobre ésta. Necesitamos orden sobre la información disponible, y habilidad y destreza para compartir ese contenido en las plataformas que en cada momento histórico estén disponibles como las más adecuadas”, precisó.

El doctor Orihuela dijo que si los medios de comunicación y los profesionales dejan de definirse en función de soportes tecnológicos, lo que los va a diferenciar es el prestigio, la reputación, calidad de sus marcas, tanto de la personal como del medio en el que está trabajando.

La inauguración de la actividad estuvo a cargo de la decana de la Facultad, doctora Sandra Orejuela, quien destacó la importancia de reflexionar sobre el impacto de la revolución digital en la comunicación.

 

 

Te puede interesar también

Deja un comentario