Noticias

La Filmoteca Vaticana. 60 años en imágenes sobre la historia de la Iglesia

16 de noviembre de 1959. San Juan XXIII establece la Filmoteca del Vaticano para preservar las imágenes filmadas sobre la historia de la Iglesia. Miles de metros de película conservados. Cine, actualidad, arte, la historia de la Iglesia, cuya misión se cuenta a través del trabajo de Papas, santos, misioneros, sacerdotes, hombres y mujeres que han prestado sus servicios al servicio del Evangelio.

(vaticannews.va).-Han pasado, hoy ya 60 años, desde cuando San Juan XXIII estableció la Filmoteca del Vaticano para preservar las imágenes filmadas sobre la historia de la Iglesia. El archivo contiene imágenes, en metros y metros de película conservados.

Cine, actualidad, arte, la historia de la Iglesia, cuya misión se cuenta a través del trabajo de Papas, santos, misioneros, sacerdotes, hombres y mujeres que han prestado sus servicios al servicio del Evangelio. Un recuerdo vívido para quienes vivieron durante el período en que fueron creadas y un testimonio para el espectador de hoy.

Con los cambios de la comunicación: la fuerza del séptimo arte

El mundo está cambiando y los años siguientes verán el rápido desarrollo de los instrumentos de comunicación. A través del poderoso lenguaje de la imagen, el cine y la televisión documentan las historias de la humanidad, la pantalla se convierte en la narración de los cambios y de tantos eventos trágicos. Por lo tanto, las imágenes almacenadas en los archivos hacen que cada filmoteca sea responsable de una colección, en algunos casos única, que debe transmitirse.

Los inicios. Con un armario y un libro

La Filmoteca del Vaticano comienza con un armario y un libro. El armario para guardar las películas, el libro para catalogarlas. En los años siguientes comenzó un recorrido para adquirir experiencia en técnicas de conservación y adaptarse a los estándares mundiales. El armario y el libro ya no son suficientes, pero ese libro todavía existe, con 600 títulos escritos a mano: el primer catálogo del archivo. Hoy los títulos son 8,000 y con el tiempo se han preparado espacios adecuados para la conservación de la película, con los los estándares para que duren más, si se mantienen a una temperatura de aproximadamente 16 °, con una humedad del 35%, según las indicaciones de la FIAF (Fédération Internationales des Archives du Films), de la cual es miembro la Filmoteca.

Ocho mil títulos de historia en imágenes

Entre los ocho mil títulos y para dar una idea del patrimonio cinematográfico preservado, podemos decir que el documento más antiguo data de 1896, con el Papa León XIII en los Jardines del Vaticano dando su bendición frente a la cámara recién nacida. La herencia cinematográfica de los documentos de archivo de Pío XI y la invención de la radio, el largo pontificado de Pío XII, Juan XXIII y el Concilio Vaticano II, Pablo VI y los viajes apostólicos, los primeros años del pontificado de Juan Pablo II. Todo este material se guarda en las bodegas de la Biblioteca del Vaticano, junto con grandes obras cinematográficas, como Ben Hur y El señor de los anillos.

Luego están los documentales, videos de aficionados de la década de 1950 realizados por padres misioneros en Papúa Nueva Guinea, que filmaron poblaciones nunca alcanzadas por la lente de la cámara. También es digno de mención el Fondo Joye, una colección de películas de principios del siglo XX, que incluyen el Infierno (1911), el Pobrecito de Asís (1911), imágenes de la Primera Guerra Mundial y el terremoto de Messina.

En el pasado, la imagen filmada luchaba por obtener su reconocimiento, pero al final el cine fue considerado una forma de arte, un elemento sustancial de la esfera de la comunicación, un medio creativo que documenta hechos, transmite valores y preserva la memoria cultural, una verdadera herramienta de conocimiento. Después de todo, un aniversario también sirve para recordar el valor de un archivo: preservar y transmitir la memoria y la identidad cristiana, recorriendo la historia y ampliar los conocimientos.

Deja un comentario