Noticias

Nace la Agencia Católica de Noticias en México

Haber suprimido al Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México  fue un “error lamentable” afirma el padre Hugo Valdemar Romero

(religiondigital.org).-En México vuelve a la palestra el debate: la presencia de la Iglesia en los medios de comunicación, sus alcances e impacto en una sociedad más plural o heterogénea. A nivel de las diócesis, los esfuerzos para poner al público el mensaje del Evangelio y los hechos moldeadores del rostro de la Iglesia mexicana, se han encaminado a consolidar los aparatos de comunicación fundamentalmente a través de los medios escritos con más repercusión en redes sociales como principales vehículos.

Entre los medios de comunicación vanguardistas que fueron construyendo agenda y opinión fueron los de la arquidiócesis de México que, en el arzobispado anterior al del cardenal Aguiar Retes, tuvieron una vasta e importante estructuración, incluso para ser modelo para otras oficinas de comunicación social operantes a nivel nacional.

Hugo Valdemar Romero Ascensión fue de los artífices en esta forma de comunicar. Su presencia aún es polémica y, si bien ha sido relevado del cargo confiado en el gobierno del cardenal Norberto Rivera Carrera, sabe que los medios son canal de profecía y denuncia para difundir y defender la doctrina de la Iglesia. Conjugando su vocación sacerdotal y la pericia para comunicar, el sacerdote está muy activo en medios e incursiona en las plataformasseculares vistas yleídas porcreyentes y profanos. Con absoluta libertad para hablar, sin vacilaciones, es el “influencer” que señala lo que atenta contra la vida, la dignidad humana y los derechos a la libertad de religión y de creencias.

 El padre Valdemar, canónigo penitenciario del cabildo metropolitano, tiene una convicción que no le permite sabáticos o tiempos de reposo. Prácticamente en la Iglesia de México, su cargo le da legitimidad para opinar en temas morales ante la confusión y silencio de los medios arquidiocesanos oficiales. No pocas veces se ha dicho que la voz del padre Valdemar es necesaria para enseñar y orientar cuando los fieles requieren de una sólida opinión ante los vociferantes que asumen una autoridad que es hueca y resuena, pero sólo aturde sin fundamento alguno.

 Después de su paso por la oficina de comunicación social, el presbítero de 53 años sabe que el momento es ocasión para no esconder los dones. Inicia así un reto informativo. Se trata de la Agencia Católica de Noticias (ACN). Descendiente del desaparecido Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, la ACN inicia con el objetivo de ser medio que monitorea y recopila la información de la iglesia en el país para darla conocer diariamente en un portal gratuito y accesible a todos. Distribuye diariamente una síntesis de prensa la cual aglutina las principales referencias en medios sobre la Iglesia y obispos de México además de ofrecer las opiniones de la actualidad eclesiástica.

Quizá uno de sus objetivos más ambiciosos de la ACN será identificar las situaciones de conflicto en diócesis o de actores relacionados con la Iglesia para reportar con objetividad y equilibrar informaciones tendenciosas que no reflejan la verdad de los hechos.

En entrevista, el padre Hugo Valdemar explica de primera mano qué es este nuevo proyecto de la ACN.  Y no vacila en decir que la supresión de medios que estaban posicionados en la opinión pública es consecuencia de errores lamentables. Pero el padre Hugo Valdemar no tiene un pelo de ingenuidad. Sabe que esta empresa no es el megaproyecto que requiere de millonarias inversiones hechas sin planeación. Como él mismo lo afirma, la ACN es ahora es semilla para crecer en el futuro.

Creo no equivocarme al decir que era una de las mejores oficinas de comunicación diocesanas del país. El cardenal Norberto Rivera no escatimó esfuerzos y recursos para que se convirtiera en un referente de la comunicación católica del país y lo logró. El semanario Desde la fe tenía un encarte gigantesco en periódicos nacionales, 650 mil ejemplares, y 23 mil que se repartía en las parroquias de la Ciudad de México, pero sobre todo creaba opinión pública con los editoriales que abordaban con libertad y fuerza las situaciones que afrontaba el país, los medios electrónicos lo tenían como un referente obligado todos los lunes y algunas veces llegó a asentar agenda.

El SIAME era un referente informativo a nivel nacional; sin embargo, la desaparición del sistema según obedeció a la unificación con la plataforma del semanario arquidiocesano. Esto parece más bien un retroceso… ¿Cuál es su opinión?

SIAME se convirtió en una fuente obligada para la prensa nacional e internacional. Pienso que ha sido un lamentable error suprimirla porque Desde la fe y Siame tenían personalidad y fines diferentes. Siame era la única agencia de noticias diocesana que existía en el país, ahí se daba a conocer cotidianamente la actividad arquidiócesis, pero no sólo eso, también daba voz a diversos obispos y diócesis a fin de hacer contrapeso a informaciones mal intencionadas. Siame ayudaba a equilibrar y esclarecer la información, un servicio que fue muy apreciado por vario obispos mexicanos y que hoy ya no existe más.

No obstante, gracias a su amplia experiencia en los medios de Iglesia, ahora echa adelante un proyecto similar al desaparecido SIAME. ¿Qué es la Agencia Católica de Noticias?

México es la segunda Iglesia más grande en el mundo sólo por debajo de Brasil en número con más de 100 millones de católicos, 96 diócesis, más de 120 obispos, 16 mil sacerdotes, casi el doble de religiosas y es muy poco lo que se conoce de su enorme actividad pastoral, social y humanitaria. El objetivo de la Agencia Católica de Noticias es recopilar la información de la fuente religiosa en el país, y darla a conocer en un portal gratuito, http://acnweb.mx/, recopilar información de las diócesis, a través de la prensa nacional y local, de las oficinas de comunicación, los semanarios diocesanos y las redes sociales. Otro objetivo es identificar las situaciones de conflicto en las diócesis o de los actores relacionados con la Iglesia para brindarles apoyo mediante entrevistas o reportajes que se publicarán en la red y se difundirán en la prensa nacional

La Agencia se perfila para ser un referente nacional muy necesario en México. ¿Existe alguna vinculación con la CEM para impulsar el proyecto en las diócesis del país?

Hace algunos días me reuní con Mons. Alfonso Miranda, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, para darle a conocer el proyecto que vio con buenos ojos. Se trata ante todo y sobre todo de brindar un servicio a la Iglesia, no tiene ningún afán de lucro. Esta idea surgió de varios amigos empresarios y políticos que me pidieron no desaprovechar la experiencia obtenida en la Oficina de Comunicación y hacer algún proyecto a nivel nacional en favor de la Iglesia. La Agencia Católica de Noticias es un proyecto independiente, pero con gran sentido de unidad con la Iglesia y puesto al servicio de ella, tanto para la iglesia jerárquica como para fieles laicos.

¿Qué pasos siguen para la Agencia? ¿Qué retos a corto plazo se presentan para conseguir los objetivos de consolidación de la ACN?

Por ahora hemos cubierto tres objetivos: La realización cotidiana de una síntesis de prensa que se distribuye gratuitamente a 1200 suscriptores. La activación de la página acnweb.mx donde diariamente se suben principalmente notas de Iglesia a nivel nacional e internacional. Y hemos empezado a producir información propia que empieza a distribuirse en los medios nacionales. Hasta ahora trabajamos tres personas en el proyecto, pero necesitamos por lo menos tres personas más para cubrir eventos e iniciar la parte visual mediante vídeos informativos cotidianos de lo más relevante en la iglesia mexicana. Esto se podrá lograr en la medida que vayamos consiguiendo el financiamiento necesario, pero me queda claro que debe ser como lo propone el Evangelio: No un megaproyecto sino como la semilla que se siembra y casi imperceptible crece hasta dar fruto.

Deja un comentario