Noticias Preguntas y foros

¿Qué necesita el periodismo católico para posicionarse en la redes sociales?

posicionarse en la redes sociales

¿Qué necesita el periodismo católico para posicionarse en la redes sociales teniendo en cuenta que allí se concentra el público joven? Esta fue la última pregunta del conversatorio RIIAL a la que respondieron nuestros invitados y cuyas respuestas sintéticas exponemos a continuación para abrir una reflexión y un debate que seguiremos profundizando próximamente.

Silvina Pérez – L’Osservatore Romano

Viendo al Papa Francisco, nos encontramos ante un estilo de comunicación que favorece lo esencial para que lo secundario no ocupe el lugar de lo sustancial. Los jóvenes lo entienden y buscan orientación en este sentido.

Alejandro Bermúdez – ACI Prensa

Las redes sociales están evolucionando y esto implica formatos de comunicación muy distintos entre sí, no es lo mismo producir para Snapchat que para Facebook (éste último es más amigable para el periodismo). Confirmo que se trata es de captar lo esencial y transmitirlo en los formatos de las redes sociales, para esto es necesario la formación pero también la capacitación tecnológica.

José Beltrán – Vida Nueva

¿Cuál es nuestra actitud de posicionarnos como Iglesia ante la información? Pienso que es fundamental aquello que contamos, cómo y desde dónde lo contamos. La formación y la audacia son importantes, pero la clave de este pontificado es la misericordia.

Nos equivocamos si planteamos nuestra presencia en las redes sociales como una apologética, o solo con la pretensión de imponer.

La juventud valora aquello que fomenta los valores y el encuentro, no lo que suena a formativo, el Papa nos convoca a promover la cultura del encuentro y los comunicadores tendremos que apostar por este camino. Lo cual no implica claudicar o ser tibios a la hora de exponer nuestro mensaje

Promover la cultura del encuentro genera debates interesantes, en Facebook hemos encontrado debates sanos con opiniones muy encontradas sobre temas importantes para la gente y la sociedad: desde los vientres de alquiler, el tratamiento de los divorciados y vueltos a casar, o los refugiados en Europa. Por lo tanto, hemos encontrado un caldo de cultivo para reflexionar y presentar los valores del evangelio sin que supongan una imposición o un muro, sino más bien un puente.

 

Te puede interesar también

Deja un comentario