Noticias

Sí­no­do 2018: Crear re­la­cio­nes hu­ma­nas en el mun­do di­gi­tal

181022_Vaticano_Sinodo_PapaFrancisco_laico-700x394
“Mun­do di­gi­tal, mi­gra­cio­nes, tes­ti­mo­nio ju­ve­nil, nue­vas for­mas de vo­ca­ción”, te­mas al cen­tro del In­for­me dia­rio a los pe­rio­dis­tas so­bre los tra­ba­jos de los Círcu­los Me­no­res del Sí­no­do de los Obis­pos, lle­va­do a cabo el vier­nes 19 de oc­tu­bre a las 13:30, en la Ofi­ci­na de Pren­sa de la San­ta Sede.

El In­for­me dia­rio a los pe­rio­dis­tas so­bre los tra­ba­jos si­no­da­les del vier­nes 19 de oc­tu­bre con­tó con la pre­sen­cia de Mons. Jo­seph Naf­fah, Obis­po ti­tu­lar de Ara­dus, Obis­po Au­xi­liar de Joub­bé, Sar­ba Jou­nieh de los Ma­ro­ni­tas, Sí­no­do de la Igle­sia Ma­ro­ni­ta (Lí­bano); Mons. Em­ma­nuel Kofi Fia­nu, S.V.D., Obis­po de Ho (Gha­na); P. Val­dir José De Cas­tro, S.S.P., Su­pe­rior Ge­ne­ral de la So­cie­dad de San Pa­blo (Pau­li­nos); Ya­di­ra Viey­ra, Au­di­to­ra, es­tu­dio­sa y asis­ten­te para fa­mi­lias de emi­gran­tes (Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca).

Mons. Jo­seph Naf­fah: con­tac­to en lí­nea con los jó­ve­nes

En su in­ter­ven­ción, Mons. Jo­seph Naf­fah, Obis­po ti­tu­lar de Ara­dus, Obis­po Au­xi­liar de Joub­bé, Sar­ba Jou­nieh de los Ma­ro­ni­tas, Sí­no­do de la Igle­sia Ma­ro­ni­ta (Lí­bano); se­ña­ló que, “como re­pre­sen­tan­te de los Obis­pos ma­ro­ni­tas en el Sí­no­do ha ex­pre­sa­do la reali­dad de los jó­ve­nes de Orien­te Me­dio. Lo que vi­ven los jó­ve­nes en este mo­men­to – afir­mó el Obis­po ma­ro­ni­ta – es un mo­men­to crí­ti­co, hay jó­ve­nes que han de­ci­di­do dar tes­ti­mo­nio de se­guir a Je­sús en si­tua­cio­nes crí­ti­cas, in­clu­so en el mar­ti­rio; tam­bién ha­bló de la reali­dad de jó­ve­nes que es­tán for­za­dos a sa­lir de sus tie­rras en bús­que­da de me­jo­res con­di­cio­nes de vida, y todo esto pone en cues­tión la iden­ti­dad de la Igle­sia en Orien­te Me­dio, en sus nue­vos en­tor­nos”. So­mos una Igle­sia de es­pe­ran­za, se­ña­ló el Obis­po de Ara­dus, y es­ta­mos lu­chan­do para dar tes­ti­mo­nio de nues­tra fe. He­mos em­pren­di­do un nue­vo pro­yec­to de “con­tac­to en lí­nea con los jó­ve­nes”, es una no­ve­dad de tra­ba­jo con ellos, no sólo es un mo­men­to para es­tar jun­tos, sino para em­pren­der un ca­mino nue­vo en sus vi­das, al res­pec­to – afir­mó el Pre­la­do – he pro­pues­to al Sí­no­do la po­si­bi­li­dad de abrir una Ofi­ci­na en el Va­ti­cano para re­co­ger las di­fe­ren­tes ex­pe­rien­cias que se desa­rro­llan en to­dos los paí­ses, se­ría una gran ayu­da po­der in­ter­cam­biar ex­pe­rien­cias y te­ner la guía de esta Ofi­ci­na.

Mons. Em­ma­nuel Kofi: pla­ta­for­ma di­gi­tal para ayu­dar a los jó­ve­nes

Por su par­te, Mons. Em­ma­nuel Kofi Fia­nu, S.V.D., Obis­po de Ho (Gha­na); ha­blan­do de la reali­dad de los jó­ve­nes, se­ña­ló que, “en su país han es­ta­ble­ci­do un día de los jó­ve­nes, un día para ce­le­brar a la ju­ven­tud, en la ce­le­bra­ción de este año – pre­ci­só el Obis­po de Ho – se han in­ter­cam­bia­do ex­pe­rien­cias du­ran­te va­rios días y ha ha­bi­do una gran in­ter­ac­ción de los jó­ve­nes de to­das las dió­ce­sis, pro­mo­vien­do es­pa­cios para un acer­ca­mien­to más con­cre­to con el Se­ñor. Ade­más – Mons. Kofi Fia­nu pre­ci­só que – han desa­rro­lla­do una pla­ta­for­ma para ayu­dar a los jó­ve­nes, en ella pu­bli­can ma­te­rial de re­fle­xio­nes bí­bli­cas de for­ma di­gi­tal para ayu­dar a los jó­ve­nes. En el Sí­no­do – con­ti­nuó el Obis­po de Ho – he­mos tra­ta­do las di­fi­cul­ta­des de los jó­ve­nes y bus­ca­mos como ayu­dar­los y como el Evan­ge­lio les pue­de dar una res­pues­ta a sus pro­ble­mas. En este sen­ti­do es­ta­mos tra­ba­jan­do de modo con­cre­to y di­gi­tal, so­bre todo dán­do­le én­fa­sis a las re­fle­xio­nes bí­bli­cas para los jó­ve­nes, y trans­mi­tir los va­lo­res de la fe”.

De Cas­tro: apren­der a vi­vir en el mun­do di­gi­tal

Val­dir José De Cas­tro, S.S.P., Su­pe­rior Ge­ne­ral de la So­cie­dad de San Pa­blo (Pau­li­nos) re­cor­dó que per­te­ne­ce a una Con­gre­ga­ción que tra­ba­ja con las co­mu­ni­ca­cio­nes y que en ese sen­ti­do se ha de­di­ca­do a ana­li­zar to­dos los pro­ble­mas in­he­ren­tes a los jó­ve­nes y la co­mu­ni­ca­ción. “Por ello, en su in­ter­ven­ción en el Sí­no­do – pre­ci­só P. De Cas­tro – ha to­ma­do en con­si­de­ra­ción to­dos los pun­tos que ha­blan de ello en el Ins­tru­men­tum La­bo­ris, so­bre todo aquel que dice de apren­der a vi­vir en el mun­do di­gi­tal. Y esto re­pre­sen­ta un gran desa­fío para la Igle­sia, pero aún hay mu­cho que ha­cer en este as­pec­to. No po­de­mos te­ner mie­do de en­trar en este cam­po y he su­ge­ri­do – sub­ra­yó el Su­pe­rior Ge­ne­ral de la So­cie­dad de San Pa­blo – que no de­be­mos te­ner mie­do de pro­fun­di­zar la pro­pia com­pren­sión de la tec­no­lo­gía, de modo es­pe­cial in­ter­net, el modo como con­si­de­rar­la como un te­rreno fér­til para la evan­ge­li­za­ción. Los jó­ve­nes es­tán in­ser­ta­dos en las re­des so­cia­les y en este mun­do di­gi­tal y uno de los pa­sos en la evan­ge­li­za­ción debe ser crear re­la­cio­nes hu­ma­nas como con­di­ción para lle­var el anun­cio sal­ví­fi­co de Je­sús. Sin re­la­cio­nes hu­ma­nas no pue­de exis­tir anun­cio sal­ví­fi­co”.

Ya­di­ra Viey­ra: com­pren­der las nue­vas for­mas de vo­ca­ción

Fi­nal­men­te, Ya­di­ra Viey­ra, Au­di­to­ra, es­tu­dio­sa y asis­ten­te para fa­mi­lias de emi­gran­tes (Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca) na­rró so­bre, “su tra­ba­jo con los mi­gran­tes en los Es­ta­dos Uni­dos y como brin­dan asis­ten­cia a las mi­les de fa­mi­lias que lle­gan a este país. Par­ti­ci­par en el Sí­no­do – agre­gó la Au­di­to­ra – es para mí una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad, hay una gran mo­ti­va­ción de par­te de los lí­de­res y de la gen­te que está si­guien­do el Sí­no­do, por­que los jó­ve­nes lo ne­ce­si­tan ser es­cu­cha­dos, ya que ellos en el mun­do es­tán su­frien­do bas­tan­te. Ade­más, en el Sí­no­do he­mos de­ba­ti­do so­bre el li­de­raz­go de los jó­ve­nes – pun­tua­li­zó Ya­di­ra Viey­ra – y cuan­to pue­den dar de su par­te y por ello, la Igle­sia tie­ne que en­se­ñar­les a como ser lí­de­res y pro­ta­go­nis­tas de es­tos cam­bios y ser lí­de­res en la so­cie­dad. La Igle­sia no debe per­ma­ne­cer sólo en su mi­nis­te­rio tra­di­cio­nal, sino que debe se­guir ade­lan­te aco­gien­do a los jó­ve­nes so­bre todo a los nue­vos ma­tri­mo­nios y dar­les una for­ma­ción ade­cua­da a ellos. Hay que com­pren­der las nue­vas for­mas de vo­ca­ción”.

Ruf­fi­ni: Círcu­los Me­no­res y Co­mi­sio­nes

Por su par­te, el Pre­fec­to del Di­cas­te­rio para la Co­mu­ni­ca­ción de la San­ta Sede, Pao­lo Ruf­fi­ni, in­for­mó que, “se con­ti­núan con los tra­ba­jos de los Círcu­los Me­no­res ini­cia­dos la tar­de ayer; ade­más el Pre­fec­to se­ña­ló que la Co­mi­sión para la re­dac­ción del Do­cu­men­to Fi­nal se ha reuni­do esta ma­ña­na, asi­mis­mo, la Co­mi­sión para la re­dac­ción de la Car­ta di­ri­gi­da a los jó­ve­nes ha desa­rro­lla­do al­gu­nos tra­ba­jos esta ma­ña­na. So­bre las in­ter­ven­cio­nes de la Ter­ce­ra par­te del Ins­tru­men­tum La­bo­ris, Pao­lo Ruf­fi­ni dijo que, hoy se pu­bli­có la lis­ta de los que to­ma­ron par­te en es­tas in­ter­ven­cio­nes”.

 

Te puede interesar también

Deja un comentario