TECNOLOGÍA

Parroquias y comunidades avanzan hacia la formación y promoción del buen trato

La Arquidiócesis de Santiago, a través de la Delegación para la Verdad y la Paz, está impulsando importantes procesos que buscan generar un cambio cultural en las comunidades. Con éxito se ha logrado implementar el Sistema de Gestión Parroquial, con el módulo de Agente Pastoral y la formación específica en Prevención de Abusos y Promoción del Buen Trato, junto con dar a conocer los aspectos más importantes del documento de Integridad al Servicio Eclesial (ISE). En esta nota, algunos de sus protagonistas nos cuentan sus experiencias y desafíos por construir una mejor Iglesia.

Las oportunidades del “Sistema de Gestión Parroquial”

(iglesiadesantiago.cl).-Cuando Aurora Lapierre, secretaria parroquial de Nuestra Señora de Las Mercedes, en Puente Alto, supo que iba a implementarse un Sistema de Gestión Parroquial en su comunidad, de inmediato pidió ayuda y recibió capacitación para el uso de esta plataforma. “Contacté a todos los agentes pastorales y les pedí el listado de quienes forman parte de cada pastoral. Después les expliqué qué significaba que sus datos estuviesen en el sistema y lo importante que es esto, para facilitar la formación en cada zona”, dice.

En efecto, el Sistema de Gestión Parroquial (gestionparroquial.cl) es una iniciativa que avanza fuerte desde la Delegación para la Verdad y la Paz, en términos de conocer y reconocer a los agentes pastorales que forman parte de una comunidad, entregando una vista actualizada de los miembros de la comunidad que cooperan en las diferentes pastorales de su parroquia o capillas.

Este módulo se implementó con éxito desde octubre de 2021 en la Zona del Maipo y actualmente inició su proceso en la Zona Oriente. Durante las próximas semanas comenzará a operar en Zona Cordillera.

Rodrigo Medina, director de Tecnologías de la Información del Arzobispado de Santiago, es uno de los responsables del proceso de Transformación Digital que desarrolla la Arquidiócesis. Explica que “no es un módulo administrativo, sino que identifica cuáles son las necesidades formativas que presentan agentes y comunidades pastorales. Quiénes son estas personas, reconocerlas, ubicarlas, acompañarlas, saber sus procesos formativos y el camino que han recorrido en la Iglesia de Santiago”.

Integridad en el Servicio Eclesial (ISE)

Cuando empiezo a leer el ISE, me doy cuenta de que ofrece una perspectiva muy profunda, radical, es un documento que es fácil, entendible”. Con voz animada, Ignacio Barros, de 19 años, explica cómo este documento —emanado desde la Conferencia Episcopal de Chile en 2020— se hace carne en las diversas pastorales de la Arquidiócesis de Santiago.

Soy misionero digital del ISE y eso me ha llevado a responder consultas sobre el ¿qué hacemos ahora? Yo baso mis respuestas en tres palabras fundamentales: conocer el documento, formarse y vivirlo”, agrega.

Las orientaciones que propone el ISE son plasmadas con contenidos educativos que se publican en las redes sociales Facebook (@documentoise.santiago) e Instagram (@ise.santiago), en las que, además, difunden cápsulas informativas y videos. Asimismo, participan con stands presenciales en los que misioneros digitales ISE dan a conocer este texto.

Fortalecimiento y continuidad de los espacios formativos

Desde la entrada en vigencia de las Líneas Guías “Cuidado y Esperanza” en 2015, se ha avanzado en la formación de los agentes pastorales, comenzando con el denominado “Módulo Básico”. Para la realización de estos espacios formativos se han organizado equipos de formadores y formadoras, profesionales voluntarios y miembros de los equipos de trabajo de las vicarías territoriales y ambientales, con quienes la Delegación trabaja en estrecha comunión, acompañando, actualizando contenidos, metodologías y otorgando los lineamientos técnicos en estas materias.

Es así como se implementan espacios de formación en la línea de la Promoción del Buen Trato, abordando temáticas alusivas a una dimensión integral de las dinámicas abusivas. Así lo explica Claudia Tzanis, periodista, master en Teología de la Prevención y Formadora en Buen Trato de la Zona Centro.

Desde esta labor, relata que se han encontrado con diferentes realidades, pero está convencida que se trata de una oportunidad para ser una pastoral que cura heridas y las previene. “Hay un llamado que va desde el cambio en la forma de dialogar en nuestras redes sociales, evitar los mensajes o contenidos inadecuados. O somos personas de fe 24/7 o no lo somos. Esta fragmentación ha dado cabida a zonas oscuras de personas que no han puesto límites, normalizado conductas. No se trata de hacer un servicio en la pastoral y marcharse. Si no se ‘humildea’ como persona y como comunidad, es complejo poder entrar. Esto no es un curso más y muchas comunidades tienen aún resistencia a formarse”, afirma.

Cambio cultural en una Iglesia sinodal

El 30 abril de 2022, el Papa Francisco dispuso que el Vaticano elabore y publique un informe anual sobre cómo las diócesis e instituciones de la Iglesia aplican las medidas para prevenir los abusos y cómo afrontan los casos que se detectan. Se trata de las normas detalladas por el Pontífice en 2019 en la Carta Apostólica “Vos estis lux mundi”. Este órgano comenzará su trabajo analizando las medidas en los dicasterios de la Curia Vaticana, pero el objetivo consiste en abordar la situación de conferencias episcopales, órdenes religiosas y movimientos de laicos, y también para reconocer los aciertos.

Andrea Idalsoaga, delegada para la Verdad y la Paz, destaca que estas iniciativas se desarrollan en un determinado momento de la historia de la Iglesia y reflexiona que la Iglesia de Santiago lleva un camino mucho más recorrido que otras diócesis de Latinoamérica.

Por esto, afirma, “el dolor que hemos vivido no puede ser en vano, así que la conciencia que tome cada agente pastoral respecto de su corresponsabilidad como bautizados en esta nueva cultura de las relaciones bientratantes, de nuestros ambientes sanos, donde nunca más haya relaciones abusivas, es fundamental para que cada agente pastoral pueda comprender la importancia de su formación en el ISE, de su formación básica en la prevención y promoción de ambientes sanos, en buen trato y su disponibilidad en el módulo de agentes pastorales del sistema de gestión parroquial”.

Oficina Pastoral de Denuncias

La Oficina Pastoral de Denuncias (OPADE) fue creada por decreto N° 362, el 2 de noviembre de 2011. Su misión es acoger cristia- namente a todas las personas que lo solicitan, recibiendo las denuncias que tengan relación con abuso sexual de menores, faltas al Sexto Mandamiento o abuso de poder y/o de conciencia relacionadas con clérigos dentro de la Arquidiócesis de Santiago. El contacto es el correo escuchar.santiago@iglesiadesantiago.cl .

Deja una respuesta