TECNOLOGÍA

Santiago Ruiz, ‘Premio ¡Bravo!’ a la comunicación diocesana: “Pudimos recrear una parroquia de manera online”

El riojano ha sido galardonado por su labor durante la pandemia a la hora de comunicar en la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño y hacer pastoral digital

(cope.es).-El periodista Santiago Ruiz Gómez ha sido reconocido con el Premio ¡Bravo! en Comunicación diocesana. El riojano es el responsable de comunicación de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Además es también el conductor de los espacios religiosos de COPE Rioja. El comunicador ha atendido a ECCLESIA para analizar qué supone recibir este prestigioso premio.

Santiago Ruiz ha explicado que “lo primero que pensé es que por qué a mi. Me comunicaron que el premio que venía motivado por mi labor durante la pandemia a la hora de comunicar en la diócesis y hacer pastoral digital. La verdad es que nos reinventamos un poco, creamos una parroquia virtual de la noche a la mañana con los servicios que tiene una parroquia presencial. Creamos diferentes acciones de evangelización en plena pandemia desde nuestras casas junto a otros sacerdotes, delegados y laicos. Montamos peregrinaciones virtuales y un Aula Virtual para que los niños y niñas estuviesen haciendo la catequesis y no perdieran esa formación en Primera Comunión y en Confirmación”.

En referencia a los agradecimientos, el periodista ha querido acordarse de la figura de Carlos Escribano, antiguo obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño y actual arzobispo de Zaragoza. “Gracias a él soy delegado de medios de comunicación de mi diócesis porque fue el que me fichó y me dio la oportunidad de trabajar para la diócesis y de poder liderar esta delegación”. “También doy las gracias a mi familia, que tiene mucha paciencia, ya que le dedico mucho tiempo a mi trabajo”.

Sobre cómo obtuvo la inspiración para reinventarse en un momento tan complicado como la pandemia, afirma que “lo que pensamos fue: ‘vale, nos cierran las parroquias, tenemos que dar respuesta’. Fuimos conscientes de que se venía una crisis y a mi me enseñaron desde que estudié la carrera de periodismo que ‘una crisis es una oportunidad’ y lo primero que hice fue analizar la crisis. Me senté con el obispo, los delegados y otros sacerdotes ypensamos en lo que necesitaba la Iglesia y lo que nos pedían los fieles. A raíz de eso creamos unos espacios de oración, de catequesis, y también para poder hacer celebraciones y adoraciones”.

Una Parroquia de manera online

“Lo que hicimos fue recrear una Parroquia de manera online. Montamos todo eso con diferentes recursos que cubrían todos esos servicios. Por ejemplo, había sacerdotes que ponían su número de teléfono y la gente los llamaba a modo de confesionario o para hacerles acompañamiento. Creamos grupos de oración por WhatsApp junto a un acompañante espiritual y se quedaba a determinadas horas para hacer oración. Todo eso fue evolucionando y a los jóvenes los animamos a hacer el evangelio del día”.

Algunas de las acciones se han quedado

“Prácticamente todas las acciones se han quedado en la diócesis. Se ha quedado como un material complementario para todos. Las peregrinaciones virtuales tuvieron un boom tan grande que se ha convertido en una asociación privada de fieles y se ha desligado un poco de la vida diocesana para seguir evangelizando con diferentes propuestas”.

Reconocimiento a todos los delegados de medios de comunicación

“Por supuesto, a uno cuando le dan el Bravo le están reconociendo que está haciendo las cosas bien, pero creo que también es un premio a la labor de todos los delegados de medios de las diócesis españolas. Hay que destacar la labor de los más de 70 profesionales que están al servicio de la Iglesia en todos los puntos de España y eso hay que recordarlo, porque en cada diócesis la Iglesia tiene la gran suerte de contar con profesionales que trabajan en el mismo camino, juntos para comunicar la palabra de Dios de la mejor forma posible y eso es lo que hay que reconocer. Este año me ha tocado a mi y el próximo año le tocará otro compañero y es un premio que se merecen todos los delegados de medios”.

Deja una respuesta