CULTURA DIGITAL

Cuba. Investigación: Aproximaciones a la configuración de la cultura digital en la familia cubana

cultura digital en la familia cubana

Presentación del proyecto y de la investigación realizada sobre la cultura digital en la familia cubana

El objetivo principal de la investigación fue “Identificar la apropiación de las TIC en la configuración de la cultura digital entre los miembros de la familia latinoamericana para comprender los cambios de interacción comunicacional, de fractura generacional, de vivencia religiosa, de desempeño de los roles de nativos digitales y su incidencia en los contextos local, nacional, regional y continental de la sociedad globalizada, atravesada por redes de intercambio de información permanente, y así, facilitar la labor educativa y evangelizadora”.

Este proyecto de investigación fue programado entre los años 2015 y 2016, patrocinado por la RIIAL y el Departamento de Comunicación del CELAM, y fue coordinado por la Dra. Gladys Daza, Directora del CEDAL, con sede en Colombia. Un agradecimiento especial debe ser dirigido a la Conferencia Episcopal de Estados Unidos que financió este proyecto.

El proyecto global exploró los cambios significativos operados por los dispositivos y artefactos tecnológicos en la relacionalidad de los miembros de la familia en los diferentes países del continente. Así, la familia se convierte en un tema de estudio obligado, por cuanto está en juego su estructura y el mismo concepto clásico o tradicional de ella.

Se ha pretendido la representación de las cuatro regiones del continente: cono sur, países bolivarianos, centro América y caribe. Iniciaron el proceso diez países, de los cuales por motivos diversos el proyecto terminó con siete países.

Cada país participante hizo el estudio de su contexto, en cuanto a las características de la familia, su estructura y sus tendencias para confrontar los resultados cuantitativos y cualitativos, de acuerdo con la sociedad de la información en que se está inmerso.

Metodología.- En cuanto a la metodología se emplearon instrumentos cuantitativos y cualitativos.

La parte cuantitativa se obtuvo mediante la aplicación de una encuesta en línea durante varios meses. En Cuba, por su situación especial de poco acceso a las tecnologías digitales, se aplicaron encuestas en físico.

 La encuesta.- El diseño de la encuesta en línea estuvo a cargo del Dr. Jorge Hidalgo de México y se aplicó durante varios meses, fue entregada a más de 7.247 personas y contestadas por 1.174. El sistema reporta que solo 788 contestaron al 100% todas las preguntas.

En términos de participación: Bolivia 161, Colombia 165, México 340, Paraguay 134, Chile 60 y en Cuba se aplicaron en físico a 420 personas. La encuesta fue respondida por otros países del continente que no formaban parte de los participantes en la investigación, sin embargo, sus respuestas fueron tenidas en cuenta para los contrastes y comparaciones respectivas.

El conocimiento, igual que la investigación tiene un carácter acumulativo, lo cual significa que cada país hizo un rastreo de los estudios sobre familia hechos más recientemente y pudo contrastarlos con los resultados de la muestra obtenida. No se trabajó una muestra estadísticamente representativa del universo, pero se verificaron constantes, tendencias y cambios importantes en la familia como estudio exploratorio, lo cual lo hace consistente.

En términos generales: 61% de los participantes fueron mujeres y 39% hombres. La media de edad fue de 33 años. 75% tienen por profesión religiosa, la católica.

Como podrá apreciarse en las conclusiones de los países, la familia del continente está inmersa en el contexto digital, confirmando así la tendencia global del mundo. La penetración de la telefonía celular, WhatsApp, Facebook, y el consumo de otros artefactos tecnológicos tienen índices muy altos.

Hay un reconocimiento generalizado de que las tecnologías digitales contribuyen a la comunicación intrafamiliar en tiempo real, acortando las distancias con los miembros migrantes en otros países o regiones. Sin embargo, reconocen que los niños y jóvenes suelen aislarse, sobre todo, cuando no hay ningún control de tiempo de dedicación, el cual suele ser de dos a cuatro horas diarias mínimo.

Los que respondieron la encuesta tiene un nivel de estudios alto: licenciatura, maestría y doctorado. La estructura familiar tradicional se ha modificado en los últimos años, de modo que la nuclear tiende a disminuir, predominando las familias monoparentales, la fragmentada, la extensa y la atípica, formada por diferentes grados de parentesco y amistades.


Presentamos la Introducción de la investación y que usted puede descargar al final de este texto.

INTRODUCCIÓN

Uno de los temas más relevantes en la era de la comunicación lo constituye sin lugar a dudas  la incidencia de la cultura digital en  el ámbito familiar, y de manera particular en el de nuestra cultura latinoamericana. La familia, por el rol fundamental que desempeña en el proceso de crecimiento y desarrollo de sus miembros, ha sido objeto de estudio desde diferentes enfoques y ámbitos. En esta ocasión se vincula a uno de los ámbitos que más repercusión está teniendo en el mundo actual: el de la Cultura Digital.

El presente estudio responde al proyecto de investigación sobre la configuración de la cultura digital en la familia latinoamericana, que realizan la Red Informática de la Iglesia en América Latina  (RIIAL) y el Departamento de Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). El propio proyecto de investigación especifica que esta nueva investigación responde a un esfuerzo conjunto de “hacer aportes a la realidad social existente hoy en nuestro continente que se ve afectada por la incidencia directa o indirecta de la cultura digital en todos los ámbitos, generando múltiples maneras de relacionarse, de ser y de estar en el planeta globalizado, y ayudando a consolidar la cultura del encuentro con los nuevos retos y oportunidades que la misma nos presenta cotidianamente y que deben hacernos repensar en la configuración de las familias a las cuales responde la Iglesia en el continente latinoamericano”.

En este sentido el proyecto establece como enfoque y objeto de la presente investigación conocer cómo se da ese despliegue en los contextos de las familias en América Latina. Para su abordaje formula un objetivo de carácter pastoral que busca conocer mejor cómo se están transformando los modos de ser y  las dinámicas de relación de niños, jóvenes, matrimonios y familias en América Latina y el Caribe.

En el caso particular de nuestro país los resultados obtenidos tendrán una connotación muy significativa, teniendo en cuenta las características de Cuba en cuanto a su presencia tardía en el panorama digital actual y a las peculiaridades de la conectividad. Tal es así que la aplicación de los instrumentos se realizará en físico.

Los resultados obtenidos en esta investigación permitirán conocer cómo el panorama digital actual repercute en la sociedad cubana en general; y de manera más específica cuál es la influencia que el mismo está teniendo en las familias y sus miembros, en cuanto a: relaciones interpersonales, comunicación, influencia en niños, adolescentes y jóvenes,  vinculación con las nuevas tecnologías y uso responsable de las mismas, entre otros. A su vez constituirán un paso de avance en la labor educativa y evangelizadora en Cuba, y propiciarán un acercamiento al conocimiento de las familias sobre las potencialidades que ofrece el panorama digital actual, y el papel que el mismo puede desempeñar en la formación y desarrollo de sus miembros, en los diferentes ámbitos de su cotidianidad.

De igual manera se espera que este estudio en Cuba tribute y contribuya con creces a la investigación continental, tanto desde los resultados que arroje, como desde los modestos aportes que las características y peculiaridades de su realidad le puedan ofrecer o transmitir a otras familias de nuestro continente.

Descargue toda la investigación realizada en Cuba.

 

 

Te puede interesar también

Deja un comentario